Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

domingo, 25 de abril de 2010

Peña Las Once, 2.658 m. y Basa de la Mora


Ibón de Plan y Peña Las Once.


25 de Abril de 2010


Años lleva la Peña Las Once en mi lista de prioridades. Deseaba pisar este pico o cualquiera de sus hermanos horarios, pues en algun libro de los pocos que lo describen reflejaba unas vistas de la cara Norte del Cotiella que no dejan desperdicio.


El tiempo que he tardado en ascender a este pico no es muy justificable, sino porque hay tanto que descubrir en el Pirineo que hubo que esperar a su turno.

Y os aseguro que merece la pena. Sólo hay que elegir si se prefiere una estival, conlos prados verdes pero con pedregal arriba, o invernal, con un paisaje de alucine pero con una aproximación mucho más larga.
En nuestro caso ni lo uno ni lo otro, es casi invernal pero con la pista que lleva de Saravillo al Refugio de Lavasar muy limpia de nieve, pudiéndola ascender casi toda.

Arriba, eso sí, mucha nieve, que es la nota predominante en este 2010 espectacular.



Nos recibió esta ardilla, juguetona y escurridiza, pero al fin "cazada".





Refugio de Lavasar





¿Qué se puede decir de la llegada al Ibón de Plan?

Algunos lo comparan con paisajes Canadienses. Pues esto es Oregón, zagal.




El Pico Llosat aparece tremendamente altivo y agreste, impresiona y todos preguntando cómo se sube a este pico.

Cosas del espíritu alpino.




Una buena caminata al collado del Aibón por neveros sin utilizar crampones, nos lleva a la cresta del Pico de las Diez, y ya tenemos el objetivo delante.






Mirada atrás hacia Llosat y el Circo de Armeña, se adivina a la izda. el
Tozal Reduno, que pronto "caerá".





Conforme ascendemos se ve aparecer el Cotiella a la izquierda, superando los enormes paredones de este increible valle.





Ya estamos en la Peña Las Once, han sido "solo" cuatro horas de ascenso, hemos sido un poco lentos, el grupo (16) es grande.




Irene se encontraba en su salsa, fascinada con tantos picos alrededor.





Fuimos descendiendo hacia la Peña del Mediodía, conforme bajábamos la Peña se mostraba más impresionante y asemeja a una pirámide enorme. Las nubes daban un toque bellísimo a la nieve, y Loren (como yo) no paraba de sacar fotos.






Ya en la peña del mediodía el grupo se disgregó, cada uno campaba por donde le apetecía.












Las peñas Royas o de la Una, qué grandiosas y bellas.








Y por fin, abajo de nuevo, pasando por la Basa de la Mora o Ibón de Plan donde pudimos fotografiar el ibón y divertirnos un ratico.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz un comentario a esta entrada