Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

domingo, 9 de mayo de 2010

PICO ESPAÑA 2010. La Sagra, 2.383 m. Montes Béticos

Nº 4 - Pico La Sagra, 2.383 m.
9 de Mayo de 2010

Camino de los Montes Sub-Béticos, cruzamos media península y también la mayor reserva Natural de España: El Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas.
240.000 hectáreas de verdor y vida.
Unas paradas en el camino para descansar y reponer fuerzas.






Llegados al sur de la Sierra de Cazorla, nos topamos con la ruta de los primeros pobladores de Europa, cosa que desconocíamos.




De repente, la mole de La Sagra emerge ante nuestros ojos y nos da la bienvenida a La Puebla de Don Fadrique donde pasaríamos la noche.






Una población muy "potable" , tranquila y hermosa





Al dia siguiente partimos de noche para ver el amanecer en la subida, fue un acierto porque el tiempo estaba un poco imprevisible.







Escogimos la ruta del Embudo Norte pensando en una ruta más agreste aunque corta y fácil en todo momento. Desde luego no nos defraudó, es realmente espectacular este corredor.

Vamos superando el cuello del embudo y el cono se ensancha mostrando algun nevero y mucha roca, obligándonos a virar al sureste para evitar el trepar.








Ya en la cresta, azotaba un viento frío e intenso, envueltos en la niebla. Para poder hacer la foto de cima hubo que sujetar la cámara entre piedras, vaya temporal.
Ricardo, Manuel y Santi en la cima, azotados por el viento.




Las vistas en el descenso son muy bellas, aunque la prisa por salir de la ventisca nos impidió recrearnos.
Más abajo algunas plantas nos dejan con la incógnita, por ser un poco desconocidas.

 





Y nos acercamos en el descenso al Collado de las vívoras, elegimos esta ruta por la cresta que desciende con mas suavidad y se disfruta de otro paisaje.

Las plantas como las sabinas se hacen aquí rastreras, y los pinos se retuercen por el viento dejando formas bellísimas.





Al igual que una flora y unos prados envidiables, de los que invitan a quedarse mas rato.






La Sagra ha sido superada, una ruta corta pero bella y novedosa, para recrearse mucho más tiempo y pasar la tarde mezclado en la naturaleza.


Decimos adiós a la Sierra de La Sagra, nos vamos a Sierra Morena pues nuestro proyecto no acaba hoy.
Encantados del trato de las gentes de aquí, solo nos queda dedicarles el pico y nuestros mejores sentimientos. Ojalá podamos volver, la ruta de los primeros pobladores de Europa puede ser un buen motivo. ¡Hasta pronto!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz un comentario a esta entrada