Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

sábado, 21 de enero de 2012

Pico Javalambre, 2.020 m. Techo de Teruel. Pico Calderón, 1.837 m. Techo de Valencia

Sábado, 21 de Enero de 2011

Ascensión al Javalambre (Techo de Teruel) 
 y Calderón (Techo de Valencia), circular.


Estamos en Teruel capital, ayer paseamos la tarde entera por sus calles, hemos visitado los monumentos, el Museo Provincial (vaya pasada) la Plaza del Torico, etc.
Son las 6 y media de la madrugada que ya nos hemos puesto de nuevo en marcha hacia los siguientes objetivos del Programa Techos de España. 

ACCESO:  Salimos de Teruel por la carretera N-420 que lleva a Alcañiz, nada mas salir de la capital tomamos la A-23 dirección a Valencia, en La Puebla de Valverde (salida 92) tomamos la TEV-6006 hasta Camarena de la Sierra (38 k.), de aquí seguir las indicaciones (estar muy atentos) al Refugio de montaña Rabadá y Navarro, (1.520 m.)  que dista 10 k. de Camarena


Nuestro planteamiento es subir desde el refugio al Pico Javalambre, por la via más directa posible. Desde la primera cima seguiremos por las altas lomas al oeste en busca del pico Calderón, a unos 10 k, de distancia, intentando evitar los sucesivos barrancos que nos obligarán a realizar varios sube - baja, y una vez en la segunda cima, bajar de nuevo al collado del Buey y de allí seguir una pista al fondo del valle de Camarena; Cerca ya de esta población, sólo nos restará  situarnos a la altura del refugio Rabadá y Navarro, y ascenderlo  por el recorrido más corto posible. 


Rabadá y Navarro: uno de los escasos refugios de la Provincia de Teruel propiedad de la Federación Aragonesa de Montaña, completamente reformado y ampliado hace cinco o seis años. Dispone de todos los servicios, guías de montaña e incluso un rocódromo en el exterior.  76 plazas, Tel. 978.76.80.83





7,50 h. Partimos desde el mismo refugio, apenas clarea el día y tomamos una senda hacia arriba, está todo nevado y no tardamos en dejar de ver huellas. Nos guiamos por el Track de GPS  buscando siempre los cortafuegos o las zonas mas abiertas entre el pinar, derechos para arriba.
Cuando enlazamos con la carretera de las pistas de esquí, (vemos uno de los remontes y un aparcamiento a la derecha) la cruzamos y ascendemos un buen trecho sin referencias claras.







08,50 h. - Saldremos de nuevo a la carretera (hace largas lazadas) donde tomaremos una de las pistas de esquí directos hacia el Alto de la Chaparrosa.




El blanco paisaje y las nubes que suben del fondo del valle nos obsequian con un buen amanecer. 




El Cerro Chaparrosa.





 Sin llegar a lo mas alto desviaremos hacia el visible y enorme repetidor de televisión que bordearemos por la izquierda (pista) hasta la cima del Javalambre (2.020 m.). Se deja sentir un viento helador del norte. 






Pasamos el repetidor y tenemos delante el pico. Curiosa construcción en la cima.Varias casetas, no sé de qué.






Pico Javalambre, 2.020 m. Techo de Teruel.





El vértice está helado, nos aguantamos de pie como podemos. 




A resguardo del viento helador, detrás de una caseta, comemos un poco mientras intentamos adivinar cuál de esos montículos puede ser el Calderón. No damos una, puesto que ninguno de los que vemos por ahí lo es. 




Descenderemos al oeste por una pista nevada, pero bastante transitable. La ventisca ha limpiado algo las lomas y se puede seguir sin raquetas, avanzamos ahora muy deprisa, huyendo de la ventisca gélida. 





Tan solo media hora más tarde dejamos la pista y nos adentramos en un barranco cada vez más profundo. Queremos ladearlo, pero no sabemos muy bien por dónde. No hay rastros de senda cubierta por la nieve, y el track sigue hacia el fondo lo que nos lleva a dudar si quien lo hizo fue en verano. No nos atrevemos a bajar tanto, hacemos lo que podemos por la ladera con bastante acumulación de nieve. 






Una fuente a media ladera es curiosamente el punto de encuentro con el track que llevábamos descargado en el GPS.  





Pero desde luego, el barranco de La Bellena no parece muy practicable en senderismo. 
¿Dónde está el Calderón? Ahora sí que no tenemos ni idea. 





Seguimos en busca de una ruta que recorre la parte más alta de las lomas, lo que nos obliga a flanquear en ligero ascenso, a ratos se hace bastante pesado. Menos mal que la nieve es tan bella. 






Ahí vemos una loma que pensamos que pudiera ser el ansiado Techo de Valencia. Quién diría que conocemos esta provincia por sus playas, o por la fórmula 1, aqui no encontramos un alma, todo es silencio y soledad. Sólo los pajarillos trinan al sol, ahora que el viento amaina. 




En estas rocas decidimos hacer una parada,  reponemos energías y nos sacamos algo de ropa. Otra loma que subimos sin que desde lo lejos pareciese existir.





Manu y el Javalambre detrás. Qué cerca parece estar. 





Los ventisqueros son frecuentes, y las pendientes a veces bastante fuertes. Es todo un poco engañoso. 







Después de ver el punto de destino varias veces, ahora ya no tenemos duda, el pico está poblado de bosques y se ve el vértice geodésico. 
O está cerca o el vértice es enorme. 




12,00 h. - Cuello del Buey, poblado de enormes pinos y cubierto de nieve. El refugio del mismo nombre parece un poco destartalado, no pasamos por él. 





Ascendemos por la ladera sur poco poblada de árboles, haciendo un último esfuerzo entre retorcidos pinos de gran porte, enebros y arbustos rastreros (juníperus). 





12.30 h. - Pico Calderón ó Alto de las Barracas, 1.839 m. 
Techo de Valencia. 



Nos hacemos felices  la foto encima del vértice, que "escalamos" por unas barras de hierro. 
Fotografiamos el Javalambre, que se cubre ¡Justo ahora! de nubes. 
Estamos en el "Rincón de Ademuz", territorio perteneciente a Valencia pero "separado" del resto de la provincia. 







Foto de cima, con el escudo del Club Montisonense de Montaña. 
Efectivamente, el vértice es gigante. 







Ahora sí comemos el bocadillo, y descansamos de verdad. A pesar de la paliza, del gran recorrido realizado, no podemos confiarnos puesto que nos falta la mitad de la distancia hasta el Rabadá y Navarro. 
Bajamos al Collado del Buey de nuevo, cruzándonos con cinco jóvenes que suben a la cima. Pero ellos han venido en un enorme todo terreno hasta el collado. Y sin cadenas. 





Por la pista se avanza muchísimo más, andamos deprisa y aprovechamos las roderas de los todo-terreno, en tres cuartos de hora alcanzamos la Fuente la Miel. 




La sierra parece no tener fin, bosques, nieve y fresco. Igual en verano se está bien por aquí. 




14,20 h. - Hay agua por todas partes, ahora llegamos a una zona recreativa, algún edificio nuevo tipo almacén o cuadra, mesas y bancos, además de la Fuente de Matahombres. Bebimos de su fresca agua, a ver que pasa. 




Sigo vivo. El agua es bien sana. 




Pasamos ahora frente al Barranco de la Bellena, hace unas horas recorríamos justamente la parte alta. Menuda pateada nos estamos dando. 




Desde la fuente de Matahombres decidimos seguir un atajo que refleja el track. Subimos por una ladera al collado de Los Enebrales, lleno de matorrales de pinchos, todo un suplicio. Salpicando el pinar sobresalen gigantescos ejemplares, de una plasticidad inmejorable.




Seguimos encontrando juniperus rastreros. 







Rebasamos altas lomas nevadas y encontramos el camino del Cerro Ventoso que seguimos. 







Pasado un buen rato, desaparece la nieve y dejamos la pista para bajar al barranco, por donde nos dice el GPS, que es cuando ya hemos rebasado la vertical del Refugio, visible a la derecha en la penúltima foto. 





15,40 h. - Desde el fondo del barranco (1.354 m.) tomamos otra pista que enseguida se convierte en sendero.  Ésta foto es mirando atrás. 






15,57 h. - El sendero nos llevará al refugio de Rabadá y Navarro, nos permitimos una última hombrada y en 17 minutos "a saco" llegamos al fin de la excursión. 

Tremendo éste último repecho, en el que no logré pillar a Manu, ni poniendo todas mis energías. Al llegar arriba, me dijo: "tampoco hace falta correr". 
Ni podría, Manu. Ni podría. 





Hemos cosechado dos éxitos más, dos techos provinciales que serían sencillos en verano, incluso en invierno si se hacen individualmente, pero que al unirlos han resultado una aventura de las que se recuerdan. 


Datos del GPS: 

Distancia recorrida: 26,74 kilómetros 
Altitud min: 1.354 metros, max: 2.020 metros
Desnivel acum. subiendo: 1.128 metros, bajando: 1.305 metros
Grado de dificultad:  Difícil
Tiempo:   8 horas 7 minutos
Fecha:  enero 21, 2012
Finaliza en el punto de partida (circular):   Sí




Bueno, de regreso a Teruel tenemos a la vista el pico más alto de Castellón, el Peñagolosa. 
Su aspecto es magnífico, esperemos que "caiga" pronto. 



¡¡¡ Hasta el siguiente Techo !!!


2 comentarios:

  1. Ha sido uno de esos días que no se olvidan fácilmente. Por cierto, excelente descripción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Santi.

    Excelente blog el tuyo, di con esta crónica buscando info del Barranco de la Bellena, y si, confirmado que es apto para el senderismo, bueno, senderismo, senderismo tampoco se le puede llamar así a la subida por allí jejeje...te dejo por si te apetece leerla con la crónica de nuestra ascensión a Javalambre por él:
    http://pdipb.blogspot.com/2014/01/pico-de-javalambre-2020-m-por-el.html

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada