Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Montañana GR-1

GR-1 Montañana - Mora de Montañana
8 de Diciembre de 2010

El puente de la Inmaculada se nos ha presentado lluvioso este año, y son muchas las personas que han tenido que suspender las actividades programadas.
Indecisión, complicación de la actividad, confusión en algunas previsiones...

Esto es lo típico cuando el tiempo es inestable.
Suspendida la actividad prevista del Aneto, tocaba pensar y decidir si se sale o no, personalmente tomé la mochila y salí en busca de la lluvia a ver quien podía más.

Y acerté, porque no llovió.
Faltó Irene, que quería venir y finalmente el día lo tenía muy complicado.
Son cosas que pasan, a veces no se llega a todo.

Al salir de casa pude ver un amanecer espectacular, esto es Castejón del Puente.




Ya cerca de Puente de Montañana, vista atrás al Congosto de Mont Rebei: "La cara de Franco" se decía cuando yo era pequeño.



Llegamos a Montañana, a solo 2 k. de Puente de Montañana.

La carretera de acceso está en obras, al igual que las calles del pueblo, en plena restauración.
Es raro ver tantas obras en época de crisis.
Mucho barro, a ver si en unos meses es posible un mejor acceso.
Cogemos en la misma entrada de Montañana el GR-1, nos adentramos en el pueblo.


Cruzamos el puente sobre el río, y nos colamos por un paso bajo las casas.

Ya en la parte alta nos dejamos impresionar por el extraordinario patrimonio arquitectónico de esta singular población.
Puente del Siglo XVI



Torre de la cárcel




La maravillosa iglesia románica de Santa Mª de Baldós, siglo XII - XIII




Y el cementerio, por donde se sale de la población hacia el Norte.




Enseguida nos vemos sorprendidos porque el sendero queda encajonado entre muros de piedra, sacada de las sucesivas "parcelas" y conformando un impresionante conjunto de callejuelas y bancales "amurallados". Un trabajo ingente y asombroso, imposible de realizar hoy en día.









De vez en cuando nos encontramos con casas que hace solo unos 50 años estaban llenas de vida. Debía ser maravilloso todo arreglado y con los rebaños de cabras y ovejas.




Esto aparenta un refugio de la Guerra Civil.









Bastan unos rayos de sol y todo se llena de luz, y cambia de color.
Magnífico el contraste del verde con los tostados de los robledales.








Ohhhh!!! de repente aparece una casa habitada.
Luego descubrí que solo vienen los dueños algún fin de semana, como segunda residencia.



Se trataba de la casa "Mora de Montañana". El GR-1 se ha presentado en todo momento fácil, muy bien señalizado, casi demasiado, si bien habría que cortar alguna rama que prácticamente impide el paso en algún punto. No obstante en general es un paseo muy bello y muy natural.
Sin que se note la mano del hombre excepto la del pasado.
El tiempo esta siendo muy cálido y muy humedo, mi cámara fotográfica se empaña constantemente y no sé qué hacer para impedirlo.
Los arbustos están mojados de la lluvia de esta noche. ¡A ver si el Sol seca un poco!

La mayoría de la gente hace esta excursión teniendo esta casa como punto final.
Mi objetivo era el Castillo de Monesma, falta aún la mitad del recorrido.
Hago un descanso y repongo fuerzas con algo de comida.
De repente sale el sol otra vez, el lugar es idílico.

El dueño de la casa me ha visto, y me advierte que el sendero se cierra en adelante, y debo seguir por el camino, muy muy embarrado.



Me pego una paliza de pisar barro, las señales del GR se pierden y doy vueltas durante 45 minutos.

Finalmente doy con el sendero, justo cuando el vecino de Mora de Montañana se va y me indica por donde debo seguir.
No sé porqué el GR está pésimamente señalizado, las balizas de madera viejas y rotas, alguna en pié y otras las clavo yo de nuevo con una piedra, el caso que sigo y la senda se pierde o se divide y es difícil de ver, me temo que será igual de complicado encontrarla a la vuelta.



Llego a este punto y tomo la decisión: puede que falte una hora hasta el castillo, el día es corto, las piernas empiezan a notar el cansancio, acumulo bastante desnivel de sube-baja y no quiero complicarme el día.


Al menos he conseguido encontrar la continuación del GR-1 y he amojonado más de 1 km.

El próximo día será fácil llegar al castillo porque ya sé por dónde se coge el sendero.



De vuelta una pleta muy bien construida, pero abandonada.




Más muros de piedra, que ambiente tan antiguo que dan.







La Casa de La Pradera








Cerca de Montañana hay un altar con esta virgen.







Ya llegamos a Montañana.
La Iglesia y la torre de la muralla, de la cual cayó un trozo hace unos años.





Interior del cementerio




Y la ermita románica de San Juan Bautista, también una construcción extraordinaria.




Portada de la iglesia.











Otra torre de la muralla que rodeó esta población. Madre mía que pueblo.




Casa de 1.703. Inscripción en el soportal.











Y finalizo la excursión. Me he hinchado a hacer fotos.
No he encontrado a nadie en toda la mañana, salvo los dueños de Mora de Montañana.
De regreso, una gran caravana de coches lujosos bajaban del Valle de Aran o de Cerler. 

Me ha gustado más Montañana. 
Hasta pronto.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz un comentario a esta entrada