Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

sábado, 18 de mayo de 2013

Montpedró, 728 m. Ermita de San Salvador (Castillonroy), circular.

Ascensión a la Ermita de San Salvador, 
Castillonroy (Huesca) 



De nuevo muy cerca de casa, en la comarca de La Litera, encontramos un rincón donde pasar una agradable jornada. 
Se trata de una montaña verdaderamente curiosa, muy visible y llamativa cuando de Lérida subimos por la carretera del Valle de Arán, cerca de Alfarrás (Lleida). 
Sus escarpadas laderas la distinguen muy bien de otras montañas a su alrededor. 
También desde la carretera de Binéfar a Tamarite, si conocemos su silueta, la podremos ver mientras nos aproximamos a Castillonroy para ascenderla. 

Hemos programado hacer una circular a toda la montaña, ya que su ascensión es tan corta que merece la pena aprovechar el viaje y recorrer toda la falda, para disfrutar de tantas y tantas flores que esta primavera nos ha regalado. 
Y claro, como Cristina viene pocas veces conmigo, pues si la jornada es larga más tiempo pasaré con ella. 
¿os parece buena idea?

El punto de partida es el Área Recreativa de Santa Ana, situada en la carretera de acceso a la parte superior de la presa de dicho embalse. En ella hay una fuente y una zona de pic-nic, con aparcamiento de sobra. 

Acceso: Se encuentra a 41 k. de Monzón (Huesca), debemos ir a Binéfar, Tamarite, Alfarrás y desviar hacia el Valle de Arán. A pocos k. está el desvío al pantano de Santa Ana. 



10,45 h. - Tomamos rumbo al sur, bordeando la carretera por la que hemos venido por una senda marcada y en buen estado. 





No tardaremos en empezar a disfrutar de las flores silvestres, aunque como hace frío (vaya mes de Mayo) pues muchas están cerradas. ¡Que salga el Sol yaaaaa!





En estas tierras que se las tiene por áridas han crecido tupidos pinares en las laderas norte producto de antiguas repoblaciones; Las laderas cara sur no quieren se menos pues se van llenando de vegetación tipo carrascas, enebros, sabinas, coscojas, romero, tomillo....





Pronto comenzamos a comprender el inigualable valor ecológico de estos territorios, abandonados por el hombre y ahora llenos de vida y de color. 








La variedad de plantas es infinita, podríamos hacer miles de fotos en un solo día cuya diversidad sería abrumadora. Incluso en alguna vaguada existe una balsa en la que, graciosamente, nadaba una cría de polla de agua, negrita ella con el pico naranja. Lástima no tener preparada la cámara. 




Junto a éste nogal una vieja escalera de madera nos remonta al reciente pasado. 




Un pino solitario domina al ufano sembrado. 




Junto al camino, una granja de cabras nos llama la atención;  pero también nosotros a ellas, que quizá creyendo que somos el pastor, salen aprisa a buscar la comida. Todas se nos quedan mirando. 




¡¡Madre mía cuanta flor!!




Rodeando la montaña nos situamos en su parte occidental, la miramos y Cristina me pregunta que ande vamos, pues parece que la dejamos para otro día. 




Pero el camino gira y nos metemos en una pista que comienza a subir y subir... pasando junto al "Clot del Bou". Parcelas de olivos y de almendros cultivadas  indican que seguimos cerca de la civilización. 




Cruzamos el curioso barranco para encararnos a una empinadísima pista (no apta a turismos). 
Las dudas se despejan.  Sí, por ahí se sube. 




Que se lo cuenten a Cristina. ¡Que paliza!




Ahora las plantas no nos alegran nada, las dejaremos para la bajada. 




Despues de dos brutales repechos, encontramos unas majas escaleras, sólo son 136 palmo arriba palmo abajo. 




Al fin alcanzaremos el alto, donde las vistas aún son "nubladas y oscuras"




Ah, ya se va aclarando a medida que recuperamos el aliento. ¡Qué bonito!




El embalse de Santa Ana, desde las alturas. 




Incluso las plantas rastreras se dejan notar, cada cual a su particular manera. 





13,15 h. - Pico Montpedró, 728 m. y su ermita de San Salvador. 
¡Hemos hecho cima!

Y ahora sí, podemos decir que ha merecido la pena. 
Sin duda, las vistas son imponentes, y casi siempre despejadas. 
Menudo lujo de ermita, estos de Castillonroi. 







Abajo en el valle del río Noguera Ribagorzana, vemos el pueblo de Ivars de Noguera. 




La Litera baja, verde como nunca. 




Foto de cima, después de un buen bocadillo. 






Es hora de disfrutar un poco, comenzamos con las primeras mariposas que se atreven a abrir sus alas. 




Plantitas en la roca...




Rosas silvestres, preciosas. 




Estos hilos son curiosísimos. Y todas todas las plantas. 







A mitad de bajada intuimos que estas pilonas nuevas nos estropearán pronto algún horizonte. 




Vamos descendiendo por una pista situada en la cara norte - noreste hacia el pantano. 




Dejamos a nuestra derecha unas tentadoras crestas de caliza. 




Y ya en el fondo del barranco hallamos la carretera de acceso al poblado de Confederación Hidrográfica del Ebro. El paso está restringido, entiendo que andando no debe haber problema y me "cuelo" (siempre debemos ser cautos y respetuosos con las instalaciones) con el fin de visitar la ermita de Santa Ana. 
Cristina se va por la carretera hacia el coche. 





Aquí está, al final del poblado sobre un promontorio. No tienen desperdicio las vistas hacia la presa desde este lugar. 





El regreso lo realizaré por la pista junto al canal, sin atravesar de nuevo el poblado. las montañas son muy bonitas y tienen un colorido y luz especial. 




Como especial ha sido el día, finalizando en cinco horitas la ruta circular. 
Fuente de Santa Ana, junto al aparcamiento. 



El ritmo ha sido en todo momento tranquilo, si bien la media total no es nada desdeñable para ser que veníamos de trankis. 


Seguro que podréis pasar una mañana muy buena si os lo proponéis.
 ¡Ánimo y a por la Ermita de San Salvador! 


Enlace al track de GPS:  Clic Aquí

Distancia recorrida: 11,97 km.  Desnivel acumulado: 501 m.  
Dificultad técnica:   Moderado
Tiempo:  5 horas 12 minutos

© Santialpino Todos los derechos reservados




2 comentarios:

  1. Hola, solo con las vistas bien merece la pena realizar esta ruta, saludos

    ResponderEliminar
  2. Una ruta espectacular en esta época del año por la cantidad ingente de flores, plantitas, arbustos,...
    y que voy a decir de como huele el campo y de que está todo verde mires a donde mires,y luego de premio desde la cima unas vistas hasta donde se pierde el horizonte,gracias por llevarme contigo y hasta la próxima!!!!!

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada