Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

miércoles, 7 de julio de 2010

Escuain - Río Yaga

Sábado, 3 de Julio de 2010
Este sábado, aprovechando un viaje, tuve la ocasión de hacer una excursión por el valle de Escuain. Era mi primera salida desde primeros de mayo, a causa de una inoportunísima lesión.
Como el pirineo tiene tan amplias posibilidades, decidí ponerme a prueba haciendo una pequeña andada sin apenas dificultad con la compañía de Cristina.
El valle de Escuain es muy, muy verde, se accede desde la localidad de Escalona, nada mas tomar la carretera del valle de Añisclo hay un desvio a la derecha que nos lleva a Puértolas, pasada esta pequeña y encantadora localidad vemos una bifurcacion en la que viramos a la derecha.
El paisaje a partir de aquí es salvaje, vemos un ¿Águila Calzada?
Si alguien sabe más que yo, que me diga que especie es.



Recorremos una carretera estrecha pero en buen estado, bajo la frondosidad de los bosques, casi sin ver el Sol lo cual se agradece por lo caluroso del día.
Si llegamos a Escuain, dejamos el coche en las proximidades del pueblo en ruinas, solo hay una casa habitada.
Retocediendo por la carretera hasta pasar un barranco (unos 1000 m.) pronto veremos la senda que desciende al río Yaga, GR15, el sendero es cómodo y desciende sin parar hasta el cauce. Son unos 30 minutos, fácil y sin complicaciones.






Al llegar al Río Yaga encontramos una preciosa cascada, sale en muchos libros pero nada como contemplarla con nuestros ojos. ¡Es impresionante y muy bella!



Como es fin de semana se oyen algunos barranquistas, la verdad es que arman algo de bulla pero no me extraña, ya que es una gozada de descenso.



Los franceses hacen incluso piruetas.





De verlos no puedes evitar darte un baño, está fresca pero no en exceso.







Cris espera a ver si me canso del agua, y de mi particular "colección de ríos".





El valle es muy abrupto y de gran valor paisajístico y natural.













Volvemos a Escuain despacio por la pendiente, y aprovecho a hacer fotos de flores, aunque es infinita la variedad.
















En total hicimos unos 300 m. de desnivel.

Bueno, pues un gran día que rematamos volviendo por la zona al día siguiente y nos bañamos en el río Cinca, algo caudaloso de las tormentas de esta noche.
Espero seguir mejorando y poder pronto recorrer más valles y cimas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz un comentario a esta entrada