Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

jueves, 21 de abril de 2011

Punta Suelza, 2.975 m.

Jueves, 21 de Abril de 2011.

Punta Suelza, 2.975 m. ¿el dosmil más alto del Pirineo?

Ha llegado Semana Santa, este año muy tarde. Hemos planteado este pico como si se tratara de subir en "primaveral", por no decir que era una actividad previsiblemente sencilla.
Sin embargo, la montaña puede sorprendernos y hoy así lo ha hecho. Hicimos grupo inicialmente con Manu, recién llegado de Madrid, enseguida acordamos llamar a Jesús a quien le podría gustar mucho esta cima, la siguiente llamada fue a Loren que ya lo había subido pero que para nada le importó repetir.
Como cuatro magníficos partimos hacia Bielsa de madrugada, llegamos a Parzán y un k. más adelante está a la derecha el desvío por la pista de Urdiceto en regular estado. Cerca de la Central dejamos el coche ya que una piedra grande bloqueaba el camino, y más arriba la nieve lo cubre también.
Mochila al cuello, y a andar.






Aquí vemos el valle por encima de la central, con la pista repleta de nieve al fondo. Son 400 m. más de desnivel que hacemos sin problemas.




Nos ponemos los crampones en cuanto pisamos la nieve, pues hay alguna placa dura.





Justo llegar al collado llamado "de los caballos", empieza a caer aguanieve, hace frío y algo de ventisca. Nos ponemos el gore-tex, los cubremochilas y para arriba. Loren estaba decidido, el panorama era feo feo, pero no nos lo pensamos. Vamos bien equipados y entrenados.




El ibón de Urdiceto, represado, se presenta magníficamente bello con el hielo, aunque falta un poco de sol.




Un descansillo para observar la ruta a seguir, debemos "flanquear" la falda de la montaña en busca de una ancha canal que lleva a la cresta cimera.




La niebla nos rodea y se pone muy espesa, no vemos la canal así que hay que intuirla, nos topamos con  un gran alud que nos revela que la hemos encontrado. Los bloques de hielo asustan, debió ser un auténtico caos cuando cayó.




Lo cruzamos y tomamos la directa canal para arriba, que se va empinando hasta obligarnos a utilizar el piolet a cada paso para asegurarnos, en realidad se subía bien por estar la nieve algo dura, pero esto se ponía cada vez más invernal.





No está nada mal la salida a la cresta, por momentos respiramos aliviados, tanto por el esfuerzo como por la tensión de tanto rato subiendo la pendiente.




Parece que el sol quiere salir, detrás mío el pico impresionante de Punta Fuesa, que me gustaría subir en verano.




La loma nevada se acaba y encontramos una barrera rocosa. Decidimos treparla porque la ladera nevada a la derecha es muy inclinada, pero resulta difícil superar un extraplomo y decidimos sacar la cuerda para asegurarnos.
Jesús y Loren suben sin asegurar, pero Manu y yo esperamos la cuerda para evitar problemas.
La trepada es de un IIIº+ aunque muy breve. No nos sacamos los crampones pues hay algo de hielo.




El valle del ibón del Cau, se deja ver un instante.




Al fin estamos todos en la cresta.




Seguimos en las tinieblas, vamos hacia la cima rápidamente.




Foto de grupo, éxito total. Un pico plenamente invernal.
Creo que en el Pirineo no hay otro dosmil tan alto, exceptuando los que están en la cresta de otros tresmiles. Es que el Punta Suelza está aislado completamente, rodeado de valles.
Por si fuera poco, celebramos la victoria de ayer del Real Madrid, en la Copa del Rey, je je.





Toca regresar y optamos no destrepar la roca de antes, sino flanquear bajo la cresta. El paso es técnico, la nieve está algo floja y resulta algo peligroso, así que tomamos muchas precauciones para no vernos rodando 300 metros de ladera cara abajo. La inclinación se aproximaba a los 55º creo yo. Un pequeño paso de rimaya, y un gran largo en la posicion que veis, avanzando de lado. Muy buenas prácticas reales de alpinismo con piolet.




No se ha acabado. Falta bajar la canal, ahora de espaldas, o sea cara a la nieve y paso a paso con seguridad. Un poco pesado, aunque sin problemas bajando escalones.




Ya podemos darnos la vuelta, la nieve está muy blanda abajo y conviene marchar antes que se desprenda algo de nieve de las cornisas.




Se abre un instante el cielo y vemos el enorme alud, de enormes bloques y de más de 1000 m. de longitud creo yo.





De nuevo en Urdiceto, ya relajados y disfrutando del gran dia que hemos pasado.






Foto del valle por el que descendemos en busca dle coche. Se nos puso a llover con ganas, y nos fuimos a Parzán a comernos unos huevos fritos con longaniza para disfrutar de la buena compañía.




Ha sido un día excelente, no creíamos poder subir a la cima pero ya ves. Aún habrá que repetirla en días soleados, que hoy no hemos visto nada de nada por la niebla.
Aquí teneis un video de la cima.

video


Hasta pronto!!!!

1 comentario:

  1. Buena excursión 'primaveral' no exenta de emociones. Enhorabuena. Por cierto, ¿qué tal está la pista para subirla con un coche normal¿ como parece ser el vuestro. Saludos

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada