Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

domingo, 19 de junio de 2011

Pico Campanilles, Sierra de Irta (Peñíscola)

Domingo, 19 de Junio de 2011

Ha llegado el veranito, nos vamos a la playa en Junio evitando las aglomeraciones y los altos precios.
Sin embargo es facil que salga un dia de poco sol, que yo aprovecho para madrugar y montarme una excursión. Hacía ya mucho tiempo que deseaba hacer algo distinto en vacaciones, y hoy parece el dia ideal ya que ha llovido por la noche y hace fresquito.

Desde Peñíscola salgo al amanecer hacia el sur, pasando por el centro de la población en dirección a las calas.






El primer premio es la salida de Sol, de gran belleza y mucho colorido. Ha merecido la pena madrugar.





Nos encontramos en las calas, la primera es pequeñita para estar dos solos, aunque el camino pasa al lado mismo.  




Llegamos a la Playa o cala del Pebret (Pimientecillo, je je) donde hay aparcamiento y algunas instalaciones.




7,10 h. - Desde la misma arena es el punto de partida. Tomamos el mismo camino hacia el Sur (Alcossebre) 




A unos 300 m. encontramos unos carteles señalizadores de la PRV 194, camino señalizado dentro de los Senderos de Irta. Tomamos dirección al Pou del Moro o hacia el Area recreativa de La Caseta. Nos reciben en el camino unos pinos de porte considerable.


 



Pasamos junto a una construcción rural....




Y muchos pinos, el verdor se hace muy presente. Dejamos dos cruces de caminos a la derecha y luego dos a la izquierda.





Pasada media horita el camino comienza a empinarse, pero es cómodo y bonito.




Y llegamos al area recreativa de La Caseta, con una construcción de piedra que sirve de refugio. Tomamos el camino a la izquierda,  que ahora sube si cabe con mas fuerza.




Encontraremos flora muy diversa, como el algarrobo o el madroño.






8,10 h. - Estamos en la Font d'en Canes, llevo una hora de marcha y esto es muy bonito. Cae alguna gota de lluvia finisima, que no molesta para nada.





Detrás de este pozo sale el sendero que sube al Coll de La Palma, es estrecho y con hierbas mojadas, pero se hace bien. Subiré sin descanso ya que no quiero que me pille la calor del mediodia.







A medida que subo veo el mar a mis espaldas. Bonita forma de hacer montaña, ¿no os parece?




La senda sale de la zona boscosa y el paisaje se agranda, hay pinos sueltos y aparece el matorral mas duro, al estar más expuesto a los vientos y al sol.






Coscoja....




...romeros, palmas...
 



¡¡ y una sabina !!


 



8,55 h. - Estamos llegando al Collado de La Palma, y es por supuesto la planta más habitual en esta altitud.




A la derecha ya vemos el pico Campanilles, bueno eso creo....




Tomamos en el collado (en realidad es el alto de una loma) la pista a la izquierda, luego a la vuelta seguiremos la de la derecha. Pronto la pista se abandona y se sigue cresteando al SurOeste, esta bien marcado y el sendero está bien pisado.

Nos encontraremos un pequeño destrepe evitable por la izquerda, aquí lo vemos una vez realizado (mirando atrás), se intuye la senda alternativa a la derecha de la foto.





9,30 h. - ¡¡¡¡Pico Campanilles, 572 m.!!!!

He tardado tan solo 2 h. 20'.
Vistas poco agraciadas por las nubes, pero aún así ha estado muy bien, se divisa la sierra entera alrededor, sensacion muy buena, de las que dejan buen sabor de boca. Disfrutando del campo y de las plantas.  







Volvemos por la misma cresta hacia el collado de la Palma, donde no descendemos sino que sigo por lo alto hacia la Mallada de la Rabossa, entre arbustos (esta vez sí) molestos y con pinchos. La senda ahora es muy estrecha aunque visible, y debería tener pantalón largo.




Más palmas, son suaves y no pinchan.






Una de las muchas plantas de Jara, de flor rosácea y gran belleza.




Disfruto viendo jugar una pareja de gavilanes, es de la poca fauna que he visto.
Encuentro un bosque de olivos abandonados de mejor epoca, es realmente curioso ver este bosquecillo tan particular fruto del abandono del campo.





11,20 - Estoy llegando por fin a la Mallada de la Rabossa, llevo ya 4 horas y cuarto de marcha pero no me encuentro cansado en absoluto.





Aquí encuentro una pista en perfecto estado que no tomaré, pues lleva a Peñíscola. Yo me desvío a la derecha (hacia el mar) por una estrecha y abrupta senda que baja por la barranquera entre más y más arbustos, algunos son enebros que parecen arbolitos de navidad, tiernos y muy brillantes.




Aparecen campos de olivar abandonados, con sus característicos muros en piedra caliza de la zona, formando terrazas por las cuales discurre la senda que baja a la costa.




Lo que sí encuentro son riquísimas flores de colores diversos y espectaculares formas, es todo un placer verlas y sentir sus aromas. Es la grandeza de los campos rústicos que tanto desconocemos.




También los fondos de las barranqueras ofrecen sorpresas, con unos verdes olmos junto a un manantial no potable, pero sí de frescas aguas como cabía esperar.









12,10 h. - Llegamos por fin al Mas del Senyor, una olmeda que se vió afectada muy gravemente por la "Grafiosis de los Olmos", muriendo enormes ejemplares.
A dia de hoy han nacido algunos jóvenes, y el entorno pronto volvera a ser el que era, gracias a los arboles de otras especies que no han muerto y a que hay un manantial de agua que riega a las nuevas plantas.






Hay un algarrobo gigantesco




En esta fuente me encontré a una familia de Teruel, con quienes charlé un buen rato.




A la salida de este rincón verde, bucólico, fresco y magnífico, se puede optar por dos rutas: La PRV 194 o la PRV 194 - 3, que nos llevan a la Playa del Pebret por distintos caminos. Tomamos la segunda opción, que se dirige a la Torre Badum. Pasaremos por magníficos olivares muy bien cultivados.






Flor de ajos silvestres, además ví zarzas, tomillares, madreselva, hinojo, etc. etc.




En el amplio camino o pista a la Torre Badum va virando al Este hacia Peñíscola, hasta que encontramos la casa "Mas del Rull", de visible color rojo, que nos sirve de referencia: Un cartel indicador roto indica de donde hemos venido, falta la indicación a la Playa del Pebret por el sendero que vira fuertemente a la derecha, por delante de la misma casa.


 



Ascendemos un poco buscando la vertiente marina, por el alto de unas lomas con algun agujero y paisaje muy luminoso pese a las nubes.




Magnífica senda que irá descendiendo poco a poco alcanzando el despoblado de Irta, donde se dice que vivían los primeros habitantes de la sierra.














Tenemos a la vista las calas, ¡Qué gozada! y ya estoy deseando ponerme pies en el agua a darme un buen remojón. Hay mucha gente, por cierto,  a estas horas.







13,20 h. - ¡Conseguido! A bañarme en la calita, con agua fresquita que el sol ya calienta.




Vista de las calas desde la Torre Badum, volviendo al Apartamento de Peñíscola a comer.




Y para finalizar, un nuevo amanecer dos días despues. Vale la pena el madrugón, ¿¿¿no???


DESNIVEL: 572 m.      DESNIVEL ACUMULADO: 850 m. aprox.

DISTANCIA TOTAL APROXIMADA: 21 km.


Dedicado a quienes se esfuerzan en preservar y proteger el medio natural en esta sierra y en toda la costa, tan degradada a veces y tan bella aquí, en el Parque Natural de la Sierra de Irta.
Gracias por la herencia que nos habéis permitido disfrutar. 




1 comentario:

  1. Estupenda descripción de una excursión de gran belleza.

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada