Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

jueves, 24 de noviembre de 2011

Baldellou a Camporrells, y Barranco del Pubill

Jueves, 24 de Noviembre de 2011

De Baldellou a Camporrells por el GR-23 y PR-HU 116
Regreso a Baldellou por el Congosto de Camporrells o del Pubill

Hace tiempo que ansiaba recorrer las tierras de La Litera, mi comarca, y entre muchos otros lugares uno de los favoritos era el Congosto de Camporrells a Baldellou.
Para no hacer una ruta de ida y vuelta demasiado repetitiva, me busqué la vida con mapas e imágenes de internet hasta dar con un recorrido circular que no fuera demasiado largo ni complejo.

Bien aprovisionado de un GPS, me puse en marcha casi a las diez de la mañana por el GR-23 bien señalado en la entrada a Baldellou junto a un enorme almacén de cereales y unas pistas deportivas.

De Baldellou destacar el hermoso "Torreón del Pubill", que con sus más de 30 m. de altura es el más alto de Aragón.






Un cartel nos indica el camino, que pasa entre campos de labor.




Vemos la parte final del Congosto por la que saldremos dentro de unas horas.
Me desvío a la izquierda siguiendo el GR





Enseguida cruzaré densos pinares y carrascales, todo muy bonito y fresco por las recientes lluvias.





Después de un par de horas alcanzo lo alto de la sierra, he sudado un poco puesto que el camino se empina y asciende con fuerza, ahora toca llanear por la loma entre más carrascas.




Aparece el majestuoso Cotiella bien nevado, blanco como una novia.





Me desvío del GR-23 al PR-HU 116, para subir a la magnífica ermita de los Mártires, su silueta atrae a la vista y me acelera el paso sin que apenas me dé cuenta.




Bellísimas carrascas junto a la Ermita.




El edificio ha sido recientemente restaurado.
Descanso un buen rato al magnífico Sol que da en la cara sur, calorcito que se agradece y repone energías mientras doy buena cuenta de un bocata de jamón y algo de fruta. 





Tampoco desmerecen nada las impresionantes vistas del Congosto de Mont-Rebei, que divide en dos la sierra del Montsec.

 



Estampa de Camporrells que ya tenemos cerca, a nuestros pies.





Me despido de la ermita, viendo en el fondo del valle la densa y fría niebla que intenta saltar las montañas.






Desciendo por un estrechito sendero a Camporrells, y ya cerca del nucleo urbano dos majestuosos robles centenarios me reciben.


 






Llego a Camporrells, a la fuente del Molino de abajo con sus alrededores recientemente arreglados.




Una amable abuela sale a mi encuentro y despues de unas palabras al principio extrañas me ofrece una botella de agua y me invita a entrar en su casa, un gran detalle que me permite ver el molino escondido en el sótano.
Charlo un rato con ella y me habla de cómo hace años la juventud se divertían mucho más que ahora, cuenta sus historietas que quisiera poder grabar puesto que en pocas ocasiones la naturalidad de una conversación contiene tantos detalles que reseñar en estos tiempos de crisis.

No se esconde en criticar la inversión tan poco productiva que ha hecho el Ayuntamiento en esa plaza de la fuente, que a punto estuvo de destruir el molino que hay bajo tierra con el paso de los camiones.

Ojalá todos escucháramos más a los abuelos y abuelas.





Salimos de Camporrells, y ahora sí, inicio la senda del Congosto.

Compruebo cómo tras los excesos de inversión en la plaza de la fuente, el sendero del congosto se encuentra invadido de zarzas y maleza, haciendo de los primeros 300 m. un paseo imposible, sonroja la carencia de mantenimiento obligándome a entrar en los campos de labor para buscar el sendero.

Ya más adelante encuentro la senda y los mojones o balizas, y ahorta sí puedo disfrutar de un paisaje envidiable. ¿Porqué el pueblo no acondiciona los primeros 300 m. de senda? Ahí lanzo el mensaje, por si alguien lo recoge.

Paso bajo los robles con las hojas de colores, es muy bonito todo, que gozada.





Algunas setas salen de entre las hojas, qué sería de un bosque sin ellas, ¿Y los enanitos?





Como estamos en el campo, pues gusta ver aquí y allá viejas cabañas agrícolas, ahora en desuso.




Entramos en el estrecho congosto que cierra la senda y los grandes zarzales impiden el paso.
Subo a la carretera y ando unos cientos de metros por ella, hasta localizar esta cueva, que creo que es la Cueva del Marqués si bien no lo podría asegurar. Vendría bien un cartelito indicativo, ya que hay varias cuevas en las proximidades.





El agua del barranco se ve cortada por la construcción de la carretera, y supongo que durante dicha obra hace décadas se construyeron estos túneles para que pase el río.




Después del segundo túnel encontramos esta pequeña cascada.





De nuevo la senda se embosca y cierra entre zarzas casi como árboles, urge limpiarla o la veremos  completamente cerrada por la vegetación exuberante en poco tiempo. Litoneros, saúcos, robles, álamos, etc. crecen aquí a sus anchas.




Aparece un embalse que, por lo que descubro en la presa, debe ser muy muy antiguo.
No encuentro información de la fecha de su construcción.  







Pasada la presa construida en piedra, entramos en la parte más bonita del congosto....
en teoría, ya que los tubos de hormigón y de polietileno para canalizar el agua, afean este bucólico rincón.
El agua del barranco huele ligeramente mal, me llevo cierta decepción pese a la grandiosidad del entorno y de su espectacular formación rocosa.
¡¡¡Houston, tenemos un problema!!!




Estamos fuera del congosto y encontramos un puente de bella construcción que tampoco tiene más información, bueno al menos esto sí que da buenas sensaciones y en unos minutos enlazo con el GR-23 que tomé al inicio de la jornada, para regresar a Baldellou.



Despues de esta jornada senderista, me quedo con sensaciones buenas aunque por momentos contradictorias.
Un sendero o pista para empezar excelente, que lleva a la ermita cómodamente y que nos deja muy buen sabor de boca ya que las vistas son espectaculares.
Curiosamente, yo esperaba poco de este primer tramo.
A continuación, llegamos al barranco del que tanto esperaba, y me deja un regusto ligeramente amargo, ya que es tan bonito como poco cuidado.

Espero que esto se arregle pues en estos pequeños pueblos falta hace.
En total 5 h. 15 minutos y unos 19 k. de recorrido.

Eso sí, la Circular ha sido un éxito rotundo, y he colgado el Track de GPS en la página de Wikiloc.

¡¡Hasta la próxima!!




4 comentarios:

  1. Hola Santi
    Estupendas rutas por tu zona y esta que muestras es una de ellas, muy curioso este molino antiguo...
    Me he agregado como seguidor tuyo.

    Un saludo desde Valencia
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, tengo mucho por ver y hacer por Valencia, hace poco colgué una ruta por Peñíscola. Este año que viene haré alguna más. Me agregaré a Trotasendes.
    Otro saludo José.
    Santi.

    ResponderEliminar
  3. Hola Santi, esperemos que hayan arreglado el sendero, porque tiene muy buena pinta toda la ruta, saludos

    ResponderEliminar
  4. Estuve hace poco en este lugar con gente del pueblo y me contaron que el puente no era de paso de personas sino para conducir el agua para el regadio. O sea que es (o, mejor dicho, era) un acueducto!

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada