Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

miércoles, 8 de febrero de 2012

Valcarca, ermitas de San Elías y San Quílez


Miércoles, 8 de Febrero de 2012

Este duro final de invierno, entre otras cosas, nos ha regalado muchos días de sol tan luminosos como fríos.  
He podido aprovechar algunas tardes para dar paseos por los alrededores de Monzón, en los que mis prioridades han sido mantener un poco la forma física, recorrer lugares próximos que solemos dejar en el olvido, y finalmente hacer recorridos circulares sacando el correspondiente track de GPS  para subirlos a internet. 
¡Que nuestros caminos también son buenos lugares para practicar el senderismo!

Hoy me he ido a Valcarca, en cuya plaza no había pisado nunca.Voy a hacer una circular, pues no hay apenas información para quien quiera andar por estos lares. 





Al norte de ésta población está su ermita, en lo alto de un promontorio rocoso. Me dirijo a él siguiendo la banqueta del canal, hasta cruzar un puente pequeño. 




Subo entre las rocas sin senda, recordando las "roquetas" de Tamarite de Litera, en las cuales jugabámos en la infancia. 





Ermita de San Eloy, grande, bonita y con mejores vistas. 






Desde la ermita tomo la pista de acceso a la misma para en un cruce de caminos seguir al frente hacia otra ermita, la de Binéfar. 
Paso junto a grandes graveras de extracción de áridos, la autovía ha dejado su señal de una forma escandalosa. 




Llegamos a la Sierra de San Quílez, bellísimo lugar donde el cuidado de los pinares ha dejado un parque para disfrutar de la sombra en verano y del sol en invierno. Éste es el Refugio Benito Coll y el mirador al lado. 




 Unas carrascas, mesas y bancos de piedra....




Los pinos más grandes nos dejan bellos rincones muy acogedores...




Al sol de la cara sur crecen ágaves enormes, y algunos otros cactus. 




Ermita de San Quílez, pequeña y blanquísima, Todo está en orden y muy cuidado. 




Bajaremos ahora entre el pinar hacia la Fuente Grande, y voy siguiendo una senda hacia el canal. 




Después de un buen rato se acaba la senda y desde un "partidor" del canal ó zona de compuertas, me dirijo hacia Valcarca rodeando campos de viñedo. En uno de ellos encuentro esta enorme carrasca. 




Desde esos viñedos ya no tengo por donde seguir, tengo que regresar pasando junto a la carretera, lo cual no es nada agradable. 
Me queda faena, tengo que buscar una alternativa más al sur para el tramo final.
Pero hoy me veo en la obligación de regresar pues el día es corto, el Sol cae y las temperaturas son gélidas. 

Valcarca tiene también cuevas en las peñas, es una lástima que esten abandonadas o al menos eso parece. 



Os dejo con este atardecer invernal, y las luces anaranjadas sobre la Ermita de San Eloy. 


Tengo un par de excursiones más para mostraros muy cerca de casa y muy bonitas. 
Al final este invierno estoy saliendo mucho a andar.
¡Hasta la próxima!


Distancia recorrida: 9,58 kilómetros 
Altitud min: 307 metros, max: 420 metros
Desnivel acum. subiendo: 224 metros, bajando: 306 metros
Grado de dificultad:  Fácil



2 comentarios:

  1. Asì me gusta que se de valor a las pequenas cosas que tenemos màs cerca.Muy bien Santiago!!

    ResponderEliminar
  2. Una pequeña corrección, la ermita es de San Elias en Valcarca.

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada