Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

domingo, 30 de septiembre de 2012

Casco de Marboré, 3.006 m. Alpinismo de ensueño.

Domingo, 30 de septiembre de 2012

De Bujaruelo a El Casco de Marboré por Sarradets y la Brecha de Rolando.





Esta semana ha llegado por fin un frente de lluvias importante a España. En el levante los aguaceros han sido dañinos hasta el punto de que se han cobrado una decena de muertes. 
Esperábamos algo más este sábado para el Pirineo, después de que el miércoles cayeran las primeras nevadas del año. 
Finalmente las precipitaciones más abundantes afectaron al levante y apenas las "olieron" en los valles oscenses, con las ganas que hay de ver llover este año.

Nos dimos un buen madrugón el Domingo para ir con el Club Litera de Montaña a Bujaruelo, el programa era subir al Casco de Marboré  pero nada mas bajar del coche se nos helaron las ilusiones con la que caía: a las 6,45 h. rondábamos los 7º de temperatura pero las fuertes rachas de viento producen una sensación térmica demasiado gélida para nuestros cuerpos acostumbrados a pasar calor hace solo unos días. 

Claro, que tratándose de la gente de Binéfar no me quedaba la menor duda que lo íbamos a intentar así que sin preocuparme un instante corrí a calzarme las botas y abrigarme a conciencia. ¡Sabía que tocaría sufrir! 

Bien, aquí está la peña con el Gore bien preto y el frontal, preparados para afrontar el ascenso al Puerto de Bujaruelo. 

07,00 h. - Salida de los 11 montañer@s del Club Litera.




Apenas andamos diez minutos que asistimos a una puesta de luna llena preciosa, mas no podía parar a hacer fotos ya que eso supone sacarse los guantes y pasar más frío. En el primer trecho los arbustos y el pinar nos protegieron bastante, pero llegando al Puerto, que fea estaba la cosa que tres integrantes del grupo se dieron la vuelta, supongo que presas del frío y pensando -como lo pensaba yo también- que hoy iba a ser un día perdido. 




No me parecía posible conseguir el objetivo de hoy (llegar al Casco),  mas otra posibilidad era ir al refugio de Sarradets; Dije que tendríamos allí un té calentito con el que reponernos antes de regresar, la idea parecíó buena y los primeros del grupo tiraron con fuerza mientras Irene me comentaba que el refugio "está muy muy lejos". 

9,05 h. - Llegamos en poco mas de dos horas al collado donde el suelo estaba lleno de escarcha. ¡Que frío hace aquí !!  así que no nos detuvimos ni un minuto, aunque estuviéramos cansados de los primeros 900 m. de desnivel.





Para animarnos la jornada, un par de perdices nivales (supongo) se pasearon al lado del sendero sin levantar el vuelo, me quedé estupefacto pues  nunca antes había visto una por estas alturas. 
Esta madrugada ya vimos por la carretera dos tejones, dos rabosas, una liebre y un corzo. 
¡Menuda suerte!




La senda desde el Puerto de Bujaruelo a Sarradets es muy visible y durante bastante trecho apenas gana altura por lo que avanzamos a mas ritmo. La niebla sustituye al viento y se hace mucho más soportable, mientras observamos una sima...





Cuando de repente, asoman unos rayos de sol ¡¡¡que enseguida levantan la niebla!!!





Asombrados contemplamos la magnífica silueta del Petit Sarradets sobre el mar de nubes.




El Vignemale también asoma blanquito. 




Mientras tanto llegamos al barranco por el que desagua el glaciar del Taillón, que cruzamos con la ayuda de una cadena bastante gastada e incluso rota. No es facil trepar por las rocas cubiertas de nieve helada. 




Un poco mas arriba.... vemos la falsa brecha y "El Dedo"  helado como un polo, que preceden al majestuoso Taillón (3.144 m.).




Y por supuesto ¡La Brecha de Rolando! y a su izquierda, el Pico de El Casco, nuestro elegido para hoy. 




Con este impresionante espectáculo se nos hace más fácil llegar al refugio, casi ni nos enteramos. 










10,30 h. - Refugio de Sarradets, donde tomamos el té pero no nos damos por vencidos. Es un lugar mítico en el mundo del Alpinismo, cuna de muchísimas grandes ascensiones. 
El día se ha tornado cálido y el paisaje es maravilloso, casi nunca he visto tanta belleza reunida en un mismo lugar. Qué suerte hemos tenido, con el día de perros que se presentaba.





La blanca nieve deslumbra mientras subimos a la Brecha, casi emocionados del día tan bonito que nos ha regalado la Montaña.










11,40 h. - Brecha de Rolando, pasamos a la vertiente sur en la que debemos descender un poco para rodear el Casco. Los rayos del Sol calientan la nieve que se derrite y empieza a lloviznar bajo la pared. De vez en cuando caen trozos de hielo. 





Foto de Manu que por fin ha conseguido llegar a la Brecha, después de varios intentos.




En el trayecto de rodear el Casco está el Paso de los sarrios, equipado con una larga cadena de seguridad, muy útil en condiciones invernales. 







Las vistas hacia los llanos de Millaris son fabulosas. Es un lugar realmente distinto a cualquier otro del Pirineo. Para mí, un mundo de ensueño, solitario, vasto y de inigualable belleza.





Rodeada la pared nos dirigimos a la cima por empinadas laderas que nos obligan a parar sucesivamente a coger aliento. El desnivel que ya acumulamos es brutal, y las piernas flojean. 



Una última trepada de IIº-, ojo con la nieve pues yo me di un pequeño resbalón, suficiente para hacerme un buen rasguño en el codo. 




12,50 h. - Pico  Casco de Marboré, 3.006 m.
Maravillosas vistas, día perfecto. 




El Taillón, la Brecha de Rolando abajo y el Vignemale al fondo. 




Marboré, 3.248 m. a la izquierda, Cilindro y Monte Perdido tapados por la nube. 




Manuel y su particular hazaña. Ahora sí tienes la Brecha a los pies.







Nos acercamos al canto para ver la Gran Cascada de Gavarnie, pero las nubes la tapan. 






Sólo veinte minutos en la cima y descendemos para comer algo más abajo, a resguardo de la fría brisa que sopla en la cumbre. 





Menudas postales. El Pico Descargador hace honor a su nombre. En el horizonte, la sierra de Guara.




Irene muestra su felicidad, es emocionante pasar un día tan bonito. 







No me pierdo la foto de la Brecha, otra por si acaso.




El mundo se contorsiona...




Germán, otro que se emociona y es que no es para menos. 





14,30 h. - Pasamos la brecha y descendemos hacia el refugio de Sarradets, la nieve parece haberse rehelado y tenemos que hacer algún que otro equilibrio.  









Esta foto de Manu  ¡¡es maravillosa!!





¡Vaya! Parece que ahora se deja ver el Circo de Gavarnie, y la Gran Cascada, que con sus 420 m. de altura es la más alta de Europa y quinta del mundo. 






Adiós, Taillón, adiós. 




Vignemale, quiero repetir en tu cima. 




Loren empuja para abrir paso. ¡Que vienen los de Binéfar!




El deshielo durante el día provoca que el agua cristalina de la mañana se vuelva terrosa, casi amarillenta. 





Esa zagala ha entrado en el Club de los Japoneses (los que no paramos de hacer fotos). 
A ver que tal han salido, ¡estamos impacientes por vernos a nosotros mismos!




De camino a Bujaruelo, vista atrás hacia "el Himalaya"




Bajando del Puerto





Las pedreras de los picos Gabietos parecen morrenas de lava. 






Un poco trabajoso el tramo final, je je je.





17,45 h. - Fin de la jornada en San Nicolás de Bujaruelo. Nos dimos un baño en las frías aguas del río Ara, un café (o cerveza, según el caso) en el refugio y camino a casa. 




Pocas veces lo he pasado tan bien como hoy. Ha sido maravilloso, no tengo palabras para describir esta excursión, una postal de principio a fin. 

Que se repita. 


Enlace al Track de GPS:  Clic aquí

Distancia recorrida: 22,22 km.
Desnivel subiendo:1.781 m. bajando:1.781 m 
Dificultad técnica:   Difícil
Tiempo:  10 horas 42 minutos

© Santialpino Todos los derechos reservados


4 comentarios:

  1. ¡la envida me corroe y mucho mucho!!!

    Realmente tuvo que ser una jornada de esas que te dejan el resaborcillo para mucho tiempo, agujetas mediante, claro.

    Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena,y felicitaciones por la belleza de la excursión, espectaculares las fotos, y las sonrisas. Eso Envidieta yo también!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Lo has bordado, compañero! ¡Cuántos lugares de ensueño nos quedan todavía!

    Una abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ostras qué fotos Santi!
    Me encanta este sitio, pero viendo tus fotos todavía más.
    Seguro que no lo olvidarás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada