Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

domingo, 10 de marzo de 2013

Muralla de Duáscaro, Sierra de las Cutas


Ascensión a la Sierra de las Cutas (Intento a Punta Acuta, 2.236 m.)
Culminado el Mirador del Molar, en el alto de la Muralla de Duáscaro, límite con el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. 


Cada vez que viajo hacia Ordesa no deja de impactarme la estampa preciosa de Torla. Parece que no pueda hacerse una postal más bonita que la de su iglesia con las paredes del Mondarruego de fondo, incluso hoy que el tiempo está bastante revuelto.. 




Sin embargo no habrá tiempo para fotos si pretendemos realizar alguna ascensión. Esta jornada la voy a pasar con el Club Litera de Montaña, en su sección de Media Montaña capitaneada por mi amiga Carmen y todo un grupo de gente fuerte y bien preparada. ¡Nada menos que 24 personas! 

ACCESO: De Monzón a Aínsa por la N-240, N-123 y A-138. En el centro de la Capital del Sobrarbe desviamos a la izquierda por la N-260 hacia Boltaña, Fiscal y Broto. Un poco más adelante está el desvío a Torla (1000 m.) Unos 116 k. aproximadamente.

Nos preparamos, comemos un poco y algunos decidimos no llevar las raquetas.  Una decisión que pronto se reveló errónea, desde aquí parece que la nieve esté muy arriba...




08,20 h. - Partimos por la acera junto a la carretera, rodeamos la iglesia y bajamos a cruzar el río Ara por el Puente de La Glera. Hace pocas semanas el río se desbordó por aquí, y aún se pueden ver los restos de árboles arrancados. 






Comenzamos a ascender por la pista que sube a los miradores de Ordesa, que enseguida dejamos para seguir una empinada senda que evita dar los grandes rodeos de la pista. Las lluvias de este invierno han hecho crecer al musgo como hacía tiempo no veía. Hasta las piedras están verdes. 





09,45 h. - En hora y media llegamos a la Ermita de Santa Ana, bonita y cuidada. Hacemos un primer descanso a comer y beber algo. 






Nada mas continuar y nos encontramos con las laderas nevaditas. 




Pese al tiempo verdaderamente malo ya que de vez en cuando caen algunos copos de nieve o finas gotas de lluvia, la gente no se desanima y siguen andando para arriba. Yo, escondido en medio del pelotón, voy tirando ilusionado de ver a esta gente de todas las edades cómo quieren subir a los miradores haga el tiempo que haga. . 




En este punto pretendimos dejar la pista por la senda pero pronto vimos que iba a ser demasiado complicado ya que la nieve oculta el paso haciéndolo casi impracticable. 




Así que continuamos por la pista, haciendo un importante rodeo. Cada vez hay más nieve, los más previsores se calzan las raquetas y los demás a seguirles la huella como podemos. 







En este punto la cosa se pone ya seria puesto que hay más de 1 metro de espesor de nieve, no es broma pues lo comprobamos con los bastones. 







El paisaje cada vez más invernal, permite disfrutar de lo lindo por la nieve virgen;  andar por un lugar tan bello alivia el enorme esfuerzo. 





¡¡¡¡No hay duda que en el Club Litera hay gente muy valiente!!!!
Casi no doy crédito a  lo bien que estamos subiendo contra "viento y marea". Bueno, lo de viento es un decir, pues casi no sopla nada, es un alivio ya que de vez en cuando se pone a nevar, suavecito. 







Cerca de los miradores, parte del grupo se da la vuelta. Y es que aquí  ¡¡¡nos clavamos hasta la cintura!!!




12,40 h. - Mirador del Molar, alto de la Muralla de Duáscaro, 1.975 m.. 
Algunos (16) nos empeñamos en subir hasta el canto del mirador más próximo, donde nos hicimos esta estupenda foto de grupo. ¡Qué fuerte!




Ahí delante tengo un abismo de más de 600 m.





Unos minutos en el alto y retornamos sobre nuestros pasos. Tener huella no es ningún alivio ya que la nieve se está ablandando, pues no hace demasiado frío.  




Que pasada de bosques y de paisaje nevado. 






Recuperamos el camino, que ha cortado la "veta" de la roca y ha dejado visibles los plegamientos. 




Bajando al valle...




14,20 h. - Foto de grupo completo en la Ermita de Santa Ana, otro bocado y para abajo sin parar. 








En la entrada de Ordesa se está desatando una tormenta que por poco nos pilla. 
El cauce del rio está dividido en dos consecuencia de las riadas. 














15,45 h. - Fin de la jornada en Torla. Nos cambiamos de ropa, y nos despedimos de Ordesa. 






Hacemos una paradita en Broto a tomar un café con leche, y de paso visitamos la Cascada del Sorrosal, a 5 minutos del pueblo. Baja imponente, es preciosa. 




De vuelta a casa, el día quiso despedirse del modo más colorido y alegre posible. Menudo arco iris que disfrutamos durante casi todo el trayecto. 




A ver cuando puedo volver con esta peña, que me lo paso muy bién. 
Quiero volver a Ordesa a disfrutar de su maravilloso valle, las cascadas, la blanca nieve y sus montañas. 
Es lo que me mola. 


Enlace al track de GPS:  Clic Aquí

Distancia recorrida: 15,12 km.  Desnivel acumulado: 1.074 m.
Dificultad técnica:   Moderado
Tiempo:  7 horas 25 minutos

© Santialpino Todos los derechos reservados



2 comentarios:

  1. Santi, muy buenos recuerdos me trae esta actividad... en su día, nosotros tuvimos mucha suerte y pudimos llegar hasta la Punta Acuta a pesar de la nieve.

    Las fotos son una pasada, sinceramente, qué decir de la Cascada del Sorrosal, espectacular... y ese arco iris, la mejor manera de terminar una buena jornada de montaña.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Sarita. Ya os comentaré el Cotopaxi, vaya excursión impresionante la vuestra. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada