Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

domingo, 14 de abril de 2013

Tozal Baciero, 2.115 m.

Martes, 9 de Abril de 2013

Ascensión al Pico Baciero desde Gabás (Huesca)


Esta cima la hice hace unos años partiendo del valle de Lierp, es decir subiendo por la carretera de Campo a Vilas del Turbón, tomando el desvío de Llert. 

En aquella ocasión me fui solo como la una, y logré hacer cima sin ninguna ayuda externa que no fuera unas horas estudiando cada detalle de un mapa y una jornada soleada observando palmo a palmo el terreno. 
Qué buenos tiempos aquellos, sin GPS y buscándome la vida como podía. 
Ahora ya no es así, tenemos ayuda extra pero... claro, nos podemos permitir salir en invierno, con niebla e incluso nevando.
 ¡Como hoy, claro que sí!

Acceso: de Monzón nos dirigimos hacia Campo, Seira y atravesamos el Congosto del Ventamillo. Desviaremos hacia Castejón de Sos y Bisaurri, punto en el que volvemos a desviar a la derecha hacia el pequeño pueblo de Gabás. Lo atravesaremos y tomamos la pista que nos lleva a la Ermita de San Juan (ó Sinchuan), donde podemos dejar el coche. Nosotros avanzamos unos cientos de metros más, pero la presencia de n ieve en la pista desaconseja seguir. 

9,10 h. - Partimos por la pista que continúa hacia el Collado ó Puerto de Gabás, adentrándose en un tupido y hermoso pinar. 




Llegamos a las inmediaciones del refugio de El Cllot, a 1.600 m. donde, si no hubiera nieve, se podría dejar el coche. En primavera avanzada ó verano es un lugar de gran belleza, aunque suelen cerrar la pista para evitar a los buscadores de setas. 

Hace unos años creo que se avistó por aquí un oso, de manera que si vienes solo y en medio del pinar oyes extraños ruidos, es probable que acabes trepando como Tarzán a una de estas coníferas.  Manu nos contó una de esas anécdotas;  a ver si la explica él, que lo hace mejor que yo, jajaja!!  




Desde éste punto la nieve se hace presente en cantidades industriales. 




Llegando al puerto, divisamos el Turbón fiero como no podíamos imaginar. Está claro que hoy no es un día limpio, pero mantenemos las esperanzas de hacer pico. 



Así que situados en la cresta divisoria, ascendemos entre erizones (llevar polainas, que si no...) y directos hacia esas amenazadoras nubes. 




En la base de una pedrera, cometemos un error por pretender seguir la señal del GPS. En su día... ¡yo solito no me equivoqué! usando solamente la intuición (bueno, luego la cagué en la vuelta por querer atajar).




Superada la pequeña muralla en la cresta, el paisaje cambia pues la nieve y la niebla no nos van a dejar ya en todo el camino. 




La memoria me falla, ya que no recordaba para nada este tramo de cresta. Un pequeño entrenamiento no va mal.  




Otra vez en medio de una loma, pese al mal tiempo todo parece estupendamente bonito. 






Recordaba una antecima, que de repente apareció entre la niebla. 




Continuamos, ahora tenemos que bajar por la cara oeste y remontar hacia el Pico principal. La fortuna quiso que se apartase la niebla y pudiéramos hacer algunas fotos.




Creíamos que el Baciero era éste... que incautos, pues ¡No! Está detrás. La foto por lo menos sí pudimos hacerla.  




Ah, ahí está!!! Nos calzamos los crampones para pasar esta media ladera cuya nieve está bastante dura. 




Una mirada atrás...




Avanzamos hacia esa cima escondida, que ¡Tampoco era! 




Ahora vemos ésta más alta, suponemos que estamos a punto de coronar.... algunos pasos algo técnicos y cierto sufrimiento pues cada nube de las que pasan suelta algo de nieve.  





Pues tampoco era la cima, van cuatro fallos... 
Ah, sí! Ahora sí la vemos, tiene un vértice geodésico, por fiiiiinnnnn!!!!






12,50 h. - Pico Baciero, 2.115 m. Estamos muy cansados de tanto subir y bajar, de poner y quitar los crampones, de ver como nieva....  y aún queda regresar entre la niebla amenazadora. 
Manu, Luis y Santi. Vaya trío!






Con los crampones puestos buscamos las laderas más innivadas y de esta manera descender en mejores condiciones. Pero falta volver a subir a la primera "antecima"





Un rato más tarde nos paramos a comer. El descanso fué largo ya que aquí estábamos a resguardo del viento frío y húmedo. 





Seguimos bajando por una canal abrupta y salvaje, que después se transforma en un grueso manto de nieve mucho más agradable. 








¡Bién chulo este lugar! 




Ahora toca la arista de los erizones....




Por fín dejamos atrás la silueta del Baciero, tan característica y esbelta. ¡Excepto la cresta final, que parece una maratón de picos!




Estamos contentos, pero muy cansados. ¡Vamos a por un bocado a Castejón de Sos!




Bajando por la pista, tomé esta foto de la Sierra de Chía. Menuda capa de nieve que tiene, este año es una barbaridad. . 




¡Bueno! pues ya hemos subido al Baciero. Parece que hayamos estado en una cima mucho más alta, es una montaña realmente espectacular y eso que la niebla nos impidió ver el Cotiella.


Para que lo disfrutéis, así es como yo lo ví el 11 de diciembre de 2009.



Enlace al Track de GPS:  Clic Aquí


Distancia recorrida: 15,51 km. Desnivel acumulado: :1.036 m 
Dificultad técnica:   Moderado (alpinismo)
Tiempo: 7 horas 7 minutos

© Santialpino Todos los derechos reservados


2 comentarios:

  1. He ido mirando las fotos a ver donde encontraba el oso!!!, se habrá asustado al veros a vosotros tan decididos y valientes!!! Felicidades

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que funcionó el gps, pues estaríamos todavía buscando el tozal, y ¡eso que lo conocías! ¡Muy buenas fotos!
    ¡Lo del oso traerá cola, se apuntará mas gente a escala!

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada