Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

lunes, 3 de junio de 2013

Pic de Peguera, 2.979 m.

Ascensión al Pic de Peguera por la Vall Fosca, embalse de Sallente
Lunes, 3 de Junio de 2013

Esta semana Lorenzo y servidor hemos preparado una ascensión bastante difícil, a una de las cimas emblemáticas dentro del pirineo de Lleida.
 Para ascender a esta gran montaña nos tenemos que trasladar a Capdella, localidad situada en uno de los valles más recóndidos y poco conocidos antaño en la provincia leridana, aunque ahora ya no se puede decir lo mismo.

A nivel personal contaros que estuve en la Vall Fosca hace más de treinta años, formando parte de  un pequeño grupo de Boy Scouts. Por aquel entonces apenas teníamos ningún tipo de material de montaña como casco, piolet, crampones, gore-tex, botas de montaña, ni nada de nada.  Mi mochila era una bolsa de skay verde de dos asas, que me colgaba de los hombros como podía y quien disponía de una mochila grande tenía que cargar con el hornillo, la sartén, las naranjas, leche, pan... o parte de la tienda canadiense, de 12 kg. de peso. El peso era tan excesivo que debíamos turnarnos para llevar la mochila más grande. 
En aquella ocasión viajamos en tren hasta Pobla de Segur, de allí en autobus (creo) hasta Senterada, y el resto... ¿El resto? pues 20 k. con el coche de San Fernando, un ratito a pié y otro andando. Parece increible, ¿verdad?
Acampamos en Capdella, dormimos y al día siguiente (ó al otro, ya no sé) subimos al Estany Gento. Había más de medio metro de nieve, hacía frío y al lado de la presa recuerdo que hicimos una sopa de sobre que nos supo a gloria. Más tarde bajamos de ese mundo increible de nieve y altísimas montañas, imposibles para nuestros medios, y parte de dicho descenso lo hicimos como suicidas sobre un plástico que se deslizaba pendiente abajo a toda velocidad con tes o cuatro boy-scouts sentados sobre él, cuyo único freno eran unos bastones de avellano.
Pasó ya aquella aventura, hubo otras pero nunca más volví a la Vall Fosca. Hasta hoy.


Bueno, en la jornada previa subimos a Pont de Suert, con mi amigo Lorenzo. También hace años que no visitaba esta localidad, tanto que apenas recordaba nada de sus calles, que quise recorrer antes de cenar.
Es un pueblo precioso, que como en tantos lugares el progreso especulativo ha llenado de edificios tipo apartamentos y unifamiliares, pero por suerte su recuperado casco antiguo nos permite ver estas magníficas joyas: 







También disponen de una escuela de montaña, en un edificio sobrio y moderno, claro. 




¡Bueno! pues por la mañana prontito partimos de Pont de Suert hacia Senterada, pasando el collado de Perves (N-260), subimos la Vall Fosca y llegamos hasta la Presa de Sallente, donde acaba la carretera. 
Como he comentado, Loren y Santi somos los integrantes de esta aventurilla.

ACCESO: De Monzón (Huesca) a Benabarre (N-240 y N-123), continuamos por la N-230 hacia Puente de Montañana, Pont de Suert (109 k.) donde hacemos noche, al día siguiente tomamos la N-260 hacia Senterada, y finalmente la L-503 a Capdella y el embalse de Sallente.  

7,40 h. - Aparcamos en la misma presa, preparamos la mochila y tomamos el sendero que sube hacia el Refugio de Colomina. 





La senda está perfectamente marcada y es fácil de subir pese al fuerte desnivel. 
Después de numerosas zetas, llegamos a unos prados donde ya no ganaremos más altura, por ahora. 





Y es que hemos alcanzado la vía que era utilizada durante la construcción de las presas del sistema de Capdella, primera central eléctrica de la historia de Cataluña, inagurada en el año 1.914. 
Esta via de circulación de vagonetas se llama "carrilet", y mantiene su nivel durante quilómetros. 







Seguimos esta vía pasando algún que otro túnel, encontramos el primero tapado de nieve y el tercero casi casi. 






08,45 h. - Presa del Estany Gento, lago represado como a mayoría de este valle que es utilizado para la producción de energía eléctrica. Junto a las instalaciones se ha construido un enorme refugio que parece un gigantesco chalé, y al que se puede acceder también desde Sallente en un teleférico. 






Pasado el refugio y las pilonas del teleférico, vemos abajo el pantano de Sallente donde aparcamos hace un rato. .  




La ancha y bien trazada senda comienza a complicarse:  la nieve helada cubre muchos puntos y tenemos que esquivarla para no ponernos los crampones. 




Más arriba se hace continua pero por suerte no está helada y aguantamos sin los pinchos. 




Se puede observar la gran cantidad de nieve que hay este año, pues estamos a solo 2.300 m. y mira que blanco...




Un poco más arriba los gruesos alcanzan el medio metro, alcanzando sin excesivas complicaciones el Estany de Colomina (2.420 m.) y el refugio del mismo nombre (guardado solo en temporada).  




Impresionante el lago, completamente blanco y rodeado de montañas que se acercan a los 3000 m.





Pasado el refugio y presa, bordeamos el lago por la izquierda, pero la nieve está algo blanda y el paso se hace muy lento e incómodo. 




10,51 h. - Casi sin ganar desnivel (apenas 25 m.)  llegamos al Estany de Mar, gigantesco y aún más blanco si cabe. También hay que rodearlo, la temperatura ha subido y la nieve se pone aún más blanda. 




De vez en cuando nos pegamos algún susto.  Es que vamos al  Pic de Peguera, claro. 




Numerosos grumos de nieve húmeda  y porciones de cornisas han estado cayendo los días pasados desde las crestas superiores. Mientras nos aproximamos a este paso sorprendemos a un sarrio que se echa a correr, lo que nos indica que no llevamos a nadie delante.  




Tampoco hay traza abierta de los dias pasados, con lo que nos toca abrir huella por turnos. ¡somos los primeros en subir esta semana!
 El desgaste es brutal, si nos costó 40 minutos rodear el primer lago, el segundo nos cuesta 1 hora y 25 minutos, una auténtica barbaridad que personalmente a mí ya me hubiera hecho dar media vuelta. 

Pero.. amigos, voy con Loren y éste no se echa atrás.  Cuando ve que me frena el cansancio, me toma el relevo. 






Echo la mirada atrás hacia el estany de Mar, impresionante el recorrido que hemos hecho bordeándolo.





Superamos un corredor para salir del circo....





 y nos plantamos a la altura del Estany de Saburó, a 2.540 m., casi vacío. Son las 12,15 h. (Muy tarde, dadas las condiciones de la nieve) pero parece que aquí está mucho más dura, por lo que decicimos atacar la cima que ya vemos muy cerca. 




Ahí está el collado de Peguera y el pico. Muchísima mieve pero algo más resistente a nuestro caminar, sólo nos clavamos hasta el tobillo e incluso menos donde el sol no ha podido todavía ablandarla.




13,15 h. - Coll de Peguera, 2.710 m.  Nos ha costado grandes sudores llegar a esta divisoria de valles.  Una mirada hacia el Parque Nacional de Aigües Tortes, se ve el estany de Monestero. 




Por fin, la arista hacia la cima, algo más desnuda de nieve y por tanto más accesible. Que no fácil, ya que a cada paso la inclinación es mayor, y los pies parecen de plomo. 




Loren parece quedarse atrás, agotado. Pero se ve que simplemente había puesto la reductora, mientras que yo ponía el "turbo" directo a la cima. 




14,10 h., PIC DE PEGUERA, 2.979 m. 

Estamos exhaustos, no tenemos fuerzas ni para hacer fotos desde la cima, además es muy tarde y tenemos que regresar. Los últimos metros son vertiginosos por una arista estrecha y nevada.





Aunque nos permitimos unos minutos sentados en la arista disfrutando del implacable sol y de un pequeño bocado. 





Rodeados de montañas nevadas, destaca el Aneto sobre todas ellas. 





Me encontraba tan cansado que le pedí a Loren iniciar el descenso enseguida, pues temía que me diera un mareo.  Así que nos pusimos en marcha. 









A mitad de bajada de la amplia arista nos echamos a la izquierda en vez de ir al collado, buscando las palas más innivadas y de esta manera avanzar mucho más rápidos. 





15,40 - Pasamos la presa de Saburó y encaramos el Estany de Mar. Viene lo más duro, bordear este lago por sus peligrosas e inclinadas laderas de nieve blanda... 




que se hunde una y otra vez bajo nuestros pies. Sin comentarios. 





Lucha sin cuartel, sufrimiento bajo un sol y una calor extrema. 




17,10 h. - Presa de La Colomina. Habíamos agotado el agua, y aquí por fin pudimos reponer. Sale a chorro bajo la capa de nieve del lago, por la presa que está llena al 100%. 






Dejando atrás la agotadora nieve, divisamos la vía del trenecito de las vagonetas. Hay en ella huellas de una pareja que han subido hasta La Colomina, con raquetas. 




18,10 h. - Llegando al Estany Gento...




Junto al refugio, un mapa del recorrido. 







De la nieve pasamos a los prados donde incluso las mariposas se dejan fotografiar. 





Bajando a Sallente. 



19,00 h. - Fin de la jornada montañera, rotos por las agotadoras horas que pasamos abriendo huella en la nieve.  
Durísima actividad en la Vall Fosca, que no olvidaré. 
Como la de aquella vez, siendo boy-scout  hace 30 y pico años. 


Enlace al track de GPS:  Clic AQUÍ

Distancia recorrida: 18,65 km. 
Desnivel acumulado:  1.281 m. 
Dificultad técnica:  Difícil
Tiempo:  11 horas 17 minutos. (Ascensión 6 horas 30')


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz un comentario a esta entrada