Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

viernes, 29 de noviembre de 2013

Sierra de Caballera, desde Bentué de Rasal


Bentué de Rasal, localidad pirenaica de la comarca Hoya de Huesca que pertenece al municipio de Arguis en la Provincia de Huesca. Está situada entre altas montañas a 30 km al Norte de Huesca y tiene acceso desde Arguis por la carretera HU-V-3001. Sus fachadas de piedra en el centro urbano de la población son muy pintorescas. Cuenta con un río llamado Garona que es afluente del Río Gallego, en cuyo transcurso se encuentran "Las pozas", pequeñas piscinas naturales formadas por roca de la propia naturaleza del río.
Bentué de Rasal se encuentra enclavado entre las sierras de Presín, Peiró, Fabosa y Caballera, con un casco urbano agrupado en dos barriadas, de arquitectura tradicional. Posee un templo parroquial de orígenes románicos, dedicado a San Cristóbal.  La trascendencia de su aparentemente modesta estructura es grande por cuanto que se trata de una galería porticada románica. La única existente en Aragón.  

Acceso: desde Huesca por la A-23 hasta Arguis (18 km.), salimos de la autovía en obras a este pueblo y seguimos la carretera encontrando un desvío hacia Bentué de Rasal (km. 21). En 9 kilómetros más, pasado un cruce señalizado, llegaremos a Bentué. 


12,05 h. - Atravesaremos el núcleo urbano para tomar una pista justo detrás de la iglesia.  




Un viejo cartel nos indica por dónde iremos hacia la Sierra Caballera....




Cruzamos el río Garona, curioso nombre, y espantaremos a las vacas que nos vayan cerrando el paso (¡¡ojo que se envalentonan más que las de la montaña!!)




La pista busca el bosque y se mete en él.




En un punto determinado, hay un montón de piedras que señalizan por dónde la senda sube a la sierra. 




Esta noche ha helado fuerte... 




Me fijaré en el suelo porque me han dicho que hay fósiles... pues sí, los hay aunque menos de los que esperaba (o más pequeños)




Al principio el caminito es cómodo y bien empedrado. Aparece la nieve, que cayó hace una semana y no se ha fundido. 




La senda se encarama a una especie de arista que bordea el barranco de la Foz de Portiella, bastante chula...



¡Vaya con la nieve! ¡pues tendré que apañarmelas como pueda!






Atravesamos el barranco para subir por el otro lado, luego volveremos de nuevo a nuestra margen para subir hasta una especie de collado.




Me veo en la obligación de trabajar duro apartando ramas, tirando de ellas la nieve... la senda se ha cerrado y el PR queda en nada, está claro que aquí no puedo traer al grupo de senderismo porque el terreno no está bien, 




Al fin en el collado... despues de 1 h. 40' de esfuerzo. 




Hay mucho pinar de repoblación arriba, es precioso. Hubiese querido pasar a los prados de la otra vertiente, pero me dí cuenta que es tarde y no dará tiempo. 




Preciosas vistas desde el alto. 




Incluso del Pirineo, aunque hay un poco de calima. 




La pista asciende hacia la loma de la sierra, algo emboscada. 




Entre la neblina dela Hoya de Huesca,  se distingue brillante el pantano de La Sotonera, 




El filo de la cresta es bien curioso. 




14,45 h. - Pico Caballera, 1.565 m. 
Es en realidad el alto de la loma, sin ninguna distinción especial. 
La Peña Gratal está aquí detrás, cerca, bien esbelta. 





Unos minutos más ahora descendiendo, y llegamos al pico Naviella (1.516 m.) que tiene vértice geodésico pese a ser mas bajo. Es hora de comer y eso hago. 




Continuando la loma y atajando por algo de senda, se baja al collado de Pozos, en sus proximidades existe un refugio y un pozo de hielo.





15,45 h.- Cuello de pozos. 
En este lugar hallaremos señales por todas partes, seguimos el GR-1 hacia Bentué, es decir bajamos hacia el noreste cerca del barranco. 




Éste está helado en algunos tramos, porque aquí en invierno no da el sol nunca. 





La roca caliza siempre produce formaciones curiosas, estas parecen una huella de osito. 




Bueno, que curioseando me he encontrado esta otra vaca con cara de pocos amigos. 
Nunca antes vi que una vaca plantase cara como las de aquí. Y algún toro también. 




Cerca de Bentué, hay una fuente que mana sin parar, el agua está curiosamente templada, ¡¡nada fría!! así que se puede venir a lavar la ropa en invierno si no teneis lavadora, y los mas atrevidos se pueden bañar, jejeje. ¿es buena idea?




16,55 h. - Llegando a Bentué. 
Qué buen lugar para los que se quieran perder y no ver a nadie unos días. 






He completado la circular sin excesivas dificultades, pero me ha quedado muy claro que el sendero antiguo (ida), o lo vienen a limpiar o pronto pasará al olvido. En cambio, el de vuelta desde el collado de Pozos cada vez está más pisado, sin excesos. 

Espero os haya gustado, ya voy conociendo esta zona y posiblemente venga a hacer una ruta esta próxima primavera, por la cara sur. 

¡Hasta pronto!


Enlace al track de GPS:  Clic Aquí

    Distancia:  17,29 k.    
Desnivel acumulado:  827 m.
Tiempo total: 4 horas 49 minutos. 


2 comentarios:

  1. Hola Santi, aun no he pisado nieve este año, y veo que todavía queda a bajo nivel, a ver si me acerco por la zona, quizás al Pico del Aguila o Peña Gratal. Como siempre buena ruta y dandonos a conocer senderos casi perdidos, eso si, si la gente fuese más por el sendero, ayudaría a que se limpiarán. Saludos, oye y la próxima vez que vayas por la zona, a mi no me importaría acompañarte, que esa parte practicamente es desconocida para mi, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo!!!
      Te agradezco los comentarios, en concreto el sendero que hice en la sierra Caballera no es que necesite tránsito, sino literalmente una brigada de limpieza ya que la vegetación crece mucho y no basta con el paso de las personas. No he colgado fotos de las zonas mas emboscadas ya que están completamente cerradas, hay que abrirse paso apartando ramas y saltando troncos de árboles caídos.
      En cuanto a la compañía, me agradaría pero por experiencia sé que es difícil coincidir, ya que a veces me decido a última hora a salir de casa, como sucedió esta excursión (comencé a andar a las 12 del mediodía). Los asuntos personales, familiares y laborales últimamente me llevan de cráneo, ya que trabajo a turnos... bueno, dejo las puertas abiertas, claro. A ver pues si hay suerte, pero más cara a la primavera. Un saludo y gracias!!

      Eliminar

Haz un comentario a esta entrada