Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

martes, 29 de enero de 2013

Tozal de Guara, 2.077 m. desde Santa Cilia


Ascensión invernal al Tozal de Guara, partiendo del pueblo de Santa Cilia de Panzano.


Un día cualquiera sirve para subir a la cumbre más alta de la Sierra de Guara. Me hubiera gustado tener al lado a un buen grupo de montañeros y montañeras, pero como no hay manera de coincidir, no quise desaprovechar esta jornada tan propicia para disfrutar un rato de la nieve. 

El rojizo amanecer sobre la nieve del pico que voy a subir le da tonalidades rosadas que he aprovechado a fotografiar. ¡Cómo me gustaría estar ahora mismo cerca de la cima, por ver el amanecer desde las alturas!



ACCESO:  De Monzón (Huesca) tomaremos la N-240 hacia Barbastro, enlazando antes con la Autovía A-22 hacia Huesca. Desviamos por la salida 81 pasando Angüés, Casbas y Aguas. En este pueblo desviaremos hacia Panzano, sin tomar el desvío a esta población continuamos la carretera hasta el desvío a Santa Cilia de Panzano (65 k.) Quedan 2 k. de carretera hasta éste último núcleo que cruzamos hasta la parte más alta, avanzando un poco más, 1,7 k. de pista de tierra hasta una esplanada, con barrera y carteles informativos donde podremos aparcar. 


8,50 horas de la mañana: Salgo desde el aparcamiento por la señalizada pista a buena marcha, no podía ser de otro modo. 




En un rato de andada ya se asoma el Tozal nevadito. El monte bajo es frondoso y vigoroso, en pocos años creo que será un buen bosque. 




10,00 h. - Balsas de agua, 1.525 m. bien heladitas. ¡Llevo un ritmo que no veas!




Sobre los 1.650 m. la nieve helada me obliga a calzar crampones. No sería bueno darse un inoportuno resbalón, así que los pinchos son el mejor seguro aunque el paso se haga más lento. 





10,50 h. - Cuello Vallemona. Llevo la mayor parte del desnivel ya a mis espaldas, las piernas están cansadas aunque viene un trecho bastante llano; como se puede observar, hay poca nieve, muy poca. Más hielo que otra cosa. Y es que, al contrario de lo que se dice por ahí, en Guara ha nevado moderadamente, ni mucho menos como en el alto Pirineo. El viento además ha hecho que en la loma el espesor sea mínimo. 




¿Qué mas da? He venido a andar y a disfrutar de estas vistas. 




En este llano destaca el pozo de hielo, algo disimulado por la nieve. 




Ahora se acaba el llano y toca subir, el esfuerzo es grande y la pendiente cada vez más dura. 
Por si fuera poco, en éste alto ¡se me rompió un crampón! 
Menos mal que ha sido aquí, y no en otro pico más difícil. Casi no me puedo creer que me haya ocurrido esto. 




Llegando a la cima sí hay mas nieve, aunque sin pasarse. 







12,00 h. - Pico Tozal de Guara, 2.077 m. 
Parece que estoy haciendo amistad con esta montaña, ¿no?






Casi todo el camino de ascenso ha estado soplando el viento de norte, moderado y frío. 
En la cima me resguardé en la ladera sur, de modo que he podido comer un bocadillo tranquilo y a buena temperatura. 
Es hora de volver a casa, quedan muchos kilómetros por andar. 




Últimas vistas a la cara Norte de Guara. 





El pozo de hielo de Vallemona





La nevada y el viento han producido daños importantes a los pinos partiendo sus troncos principales o gruesas ramas.  




15,00 h. - Fin de la jornada en el aparcamiento de Santa Cilia. 




El pueblo, pequeño y apartado, está siendo bastante recuperado. Por cierto, les han arreglado los 2 k. de carretera de acceso, lo han dejado de lujo. 




Enlace al Track de GPS:   Clic Aquí


Distancia recorrida: 20,57 km. 
Desnivel acumulado: 1.410 m 
Dificultad técnica:   Moderado
Tiempo:  6 horas 8 minutos

© Santialpino.  Todos los derechos reservados.




2 comentarios:

  1. ¡Uf! Vaya días de montaña que llevas. ¡Que no decaiga, compañero!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo estuve por allí en noviembre, qué buenos recuerdos. La envidia fue no haber contado con tanta nieve...

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada