Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

miércoles, 28 de agosto de 2013

Ferrata Tossal del Miravet (Pont de Suert, Lérida)


El lugar que hoy visitaremos se encuentra entre el macizo del Cotiella y el de Eristes - Posets.
Esta sierra es un excelente mirador sobre el macizo de la Maladeta y sobre el fondo del valle de Benasque, entre el valle del río Ésera y el valle de Chistau, de manera que desde su parte más alta podremos disfrutar de una panorámica sobrecogedora.

Quizá por no poseer ninguna cima de gran altura, solemos pasar de ella cual si no existiera. Nuestros destinos siempre son más arriba, pasando de ella salvo cuando, en invierno, su silueta nevada nos sorprende al bajar de Benasque.
Entonces, de repente, todo el mundo dice: ¡Que bonita! un día quiero ir allí, este mismo año.
Y claro, por fin llegó el ansiado momento.



Parece raro no ir a un tresmil cuando me acompaña Lorenzo, pero el tiempo está un poco "tonto" esta semana y no acaba de dejar el cielo limpio.La noche anterior aún no sabíamos donde ir pero finalmente cogimos la cuerda, unas cintas, y a por la Cresta de Chía.
¿Cuerdas? Bueno, depende de cada cual hasta dónde quiera llegar, pero dado que desconocíamos por completo esta montaña, qué menos que llevarse el material por si acaso. Y vaya, que fue un acierto.

ACCESO:  Partimos de Monzón en dirección a Benasque. Poco después del cruce de Castejón de Sos, se encuentra un cruce que, a la izquierda, nos llevará al pequeño pero bonito pueblo de Chía. Lo atravesamos y tomamos la pista principal hacia el collado de Sahún, hasta un abrevadero grande que hay a la derecha. A la izquierda tomaremos el desvío por un viejo camino poco transitado, ascendiendo en todo terreno hasta un prado a 1.810 m. de altitud.

El todo terreno nos ha evitado un largo pateo así que podemos permitirnos comenzar la ruta a toda prisa acelerando el paso lo suficiente como para sudar de lo lindo. El día nublado nos impedirá disfrutar de buena visibilidad pero a cambio no pasaremos ningún exceso de calor.


Este año ha sido tan fresco que aún los prados siguen bien verdes, las ganas de recorrer este lugar tan precioso hacen que nos pongamos en marcha de inmediato.

9,30 h. - Salimos de esta prado sin nombre, si acaso pudiera llamarse "Yermo Garuz".   





En quince minutos pasaremos junto a este refugio de pastores, al que echamos una ojeada.  




El suelo está poblado de setas "pedo de lobo", frescas y de buena pinta. 




La cresta al principio es muy ancha y cómoda.




10,34 h. - Pico de La Collada, 2.365 m. en cuya cima hay un vértice geodésico. 




Poco a poco la loma se va estrechando aunque sigue siendo fácil. Hasta aquí




Queremos conocer esta cresta para venir aquí en invierno. 





11,20 h. - Pico Chía, 2.510 m.
Curiosamente la cima principal no tiene vértice geodésico. Además existen otras dos cimas casi de la misma altitud. 




La niebla lo invade todo, dando un aspecto más impresionante. Bajamos a una brecha y subimos a otra cima....







En la misma cresta encontramos flores de Edelweiss, pudiendo sacar bonitas fotos. 




Echamos un bocado justo en el momento que se abren las nubes. 
A continuación debemos bajar a una nueva brecha, y esta vez ya resulta más complicado destrepar. Se trata del paso clave en la cresta, el que le da la fama de no ser una ruta fácil. Como hemos traído la cuerda, podemos rapelar y así continuar un poco más. 




Son 15 metros de rápel, o sea que una cuerda de 30 m. va justa. 





12,30 h. - Nos hacemos una tercera foto de cima, y decidimos volver.




En adelante seguiríamos hasta el pico Casania y bajaríamos al Collado de Sahún, pero eso alargaría mucho la ruta y no podemos permitirnoslo puesto que para esta tarde queremos hacer una ferrata. 




Subir el trecho que hemos rapelado no es difícil, prestando mucha atención. Mas o menos un IIº+. 
A continuación bajamos a la nueva brecha y trepamos hacia el pico de Chía o Sierra Vieja...




Por fin se dejan ver las Maladetas, aunque solo la cresta del Tempestades. 




Bonita mariposa...




El coche está allí al final. El valle del Ésera está también bien verde.






14,30 h. - Eso es todo, llegamos al coche y bajamos la pista hacia Chía, rodeado de hermosos prados. 




Pues esto os cuento hoy, una bonita ruta que podremos repetir si las condiciones lo permiten en invernal:

A ver si hay suerte, ahora nos vamos... ¡A Pont de Suert!


Enlace al track de GPS:  Clic Aquí

Distancia: 13,63 km.  Desnivel acumulado: 855 m.
Dificultad técnica:  Moderado
Tiempo: 5 horas 

© Santialpino Todos los derechos reservados


2 comentarios:

  1. Que bien que os lo pasais, granujas!!!! Felicidades y a seguir!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Con esta ferrata y la subida a la Chia, jornada redonda de montaña. La verdad que me apetece mucho hacer está ferrata, estuvimos por la zona, hace un par de fines de semana, pero al final hice la ferrata de Foradada del Toscar, saludos

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada