Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

sábado, 7 de junio de 2014

Estrechos del río Ebrón (Teruel)

Fecha real:  Lunes, 2 de Junio de 2014

El río Ebrón es un afluente del Turia situado al suroeste de la provincia de Teruel,  que en su curso hacia el Mediterráneo  atraviesa el Rincón de Ademuz, perteneciente a la provincia de Valencia.
Sus márgenes presentan una atractiva flora, especialmente en su curso medio y alto, que lo hace idóneo para realizar rutas y paseos de senderismo. Junto a la localidad de El Cuervo, que será el punto de partida de esta excursión, existe un bonito sendero botánico catalogado que hará las delicias de cualquiera que quiera venir a pasear por aquí.
Pero sin duda lo mas destacable de este río son las cristalinas aguas que discurren por sus estrechos y hoces, confiriéndole un carácter salvaje y un aspecto virgen. De hecho es uno de los ríos más limpios y bien conservados de España, lo que a mi entender le hace merecedor de esta visita.

ACCESO: Desde la capital turolense, salimos en dirección a Cuenca por la N-330, pasamos las poblaciones de Villel y Libros, junto al río Turia. Entramos en la provincia de Valencia y desviamos a la derecha hacia Torrebaja (K. 35) (Dirección Cuenca, N-420), atravesamos esta población y continuamos por la N-420 hasta mas o menos el p.k. 536,5 donde desviaremos hacia Castelfabib - El Cuervo. La carretera entre estas dos poblaciones es sumamente pintoresca y estrechita. Una delicia.
En unos 48 k. habremos llegado a El Cuervo.



Éste es el pueblo de Castelfabib, dificil de pronunciar, ¿eh?
A sus pies se encuentran las Hoces del Ebrón, otro paraje que quisiera escudriñar en otra ocasión. 




El Cuervo es un pueblo bonito donde los haya, pero lo realmente sorprendente es que por todas partes corre el agua. Prueba de ello es esta fuente, junto al merendero "Chiringuito Los Chorros", magnífica forma de comenzar una excursión. 





Cuenta la leyenda que el nombre del río Ebrón le fué dado tras una larga sequía que asoló el país, durante la cual el río Ebro llegó a secarse pero el Ebrón, no. 

Viendo este fabuloso vergel, no me extrañaría que la leyenda fuese verídica. 




9,50 h. - Unos carteles junto al chiringuito nos indican por donde está el Sendero Botánico. Seguimos este caminito sin apenas desnivel descubriendo unos cuantos rincones "para enamorados". 






En cuanto salimos del sendero comprobaremos que el valle está perfectamente aprovechado para cultivos de huerta y de frutales. Manzanos, perales, patatas, cebollas, tomates... ¡¡Magnífico!!




Pese al aprovechamiento humano hay sitio para una gran variedad de flora de todo tipo. 






10,40 h. - Siguiendo una pista apta para turismos alcanzamos el primer punto de paso, un merendero que según he leido se llama el "Pozo de la Olla". 



Existe un puente de madera por el que se puede cruzar y admirar este maravilloso curso de agua. 




Unos minutos mas y empieza lo divertido. El paseo se acaba y ¡toca subir escaleras!




Siguen los rincones idílicos. 



Precaución, hay que subir y bajar varias veces por senderos abruptos. Barandillas de sirgas y pasamanos nos ayudarán a solventar estos pequeños inconvenientes. 



No necesito palabras para esta chopera. 




El agua es completamente transparente. 




El congosto se abre y cierra una y otra vez, regalándonos naturaleza para todos los gustos. Sucesivos puentes nos transportan de una margen a otra. Conté hasta 10.





11,00 h. - Entramos en un congosto mucho mas estrecho, donde ya no cabe el sendero. 





Unas pasarelas metálicas servirán para poder pasar y seguir este camino tan excepcional. 







11,20 h. - Salimos del estrecho y se abre de nuevo el cielo, dejando que se note la calor. Aquí podríamos darnos la vuelta y regresar para casa, sería lo normal en una excursión de duración media. En mi caso, como tantas otras veces aprovecharé a ir hasta el pueblo del Tormón.  Si tuviera un coche allí podría hacer la ruta lineal pero en mi caso tendré que regresar de nuevo todo el trayecto. 
Este pequeño altiplano es territorio de pinos y sabinas que resisten mucho más la sequía. 




Abajo discurre el agua por continuas cascaditas o "gradas",  un magnífico conjunto de remansos y corrientes o saltos de agua.  




Una mirada atrás, el sendero asciende cada vez mas por las laderas del valle y el río se queda abajo encajonado en un congosto.





Desde cierta altura, en un lugar llamado "Fonseca" (yo no ví la supuesta fuente por ningún lado pero un cruce de sendas sirve de referencia) puede observarse cómo el río se ha encajonado tanto que, sobre el mismo, ha quedado un "paso" o puente de roca. Son los llamados "Puentes Naturales", una curiosa formación geológica. Se trata de cordones travertínicos que unen ambas orillas, bajo los que el Ebrón sigue su curso. Uno de estos puentes cársticos, el mayor y más vertiginoso, destaca sobremanera y podemos pasar de un lado a otro de la montaña para continuar la ruta. por la margen izquierda o bien continuar por la derecha. Decidí cruzar, no sin antes recrearme ante tan bello panorama.



11,50 h. - Éste es el puente, incluso hay unas sabinas sobre el mismo.




Escaleras de acceso.




Ya que he decidido continuar por esta margen deberé hacerme a la idea que durante mucho tiempo es difícil que vea a nadie. Aunque la senda está muy bien marcada, recorreré un vasto territorio en que destaca el bosque autóctono de pino Laricio y la sabina albar, dos especies que compiten por poblar estas montañas de clima verdaderamente duro. Yo seré un extraño que pasa por aquí sin otra pretensión que practicar montañismo.





El río Ebrón, cien metros más abajo.





Aunque parecía que me alejaba hasta el infinito, no tardará la senda en encaminarme hacia el angosto valle. En primer plano, un pequeño prado 




Luego, el vergel.





12,30 h. - Y finalmente, la Cascada de Calicanto, cerca de mi destino final, el pueblo del Tormón. 






Junto a la cascada, a solo unas decenas de metros se encuentra un viejo molino de harina abandonado. 
He pasado un rato haciendo fotos en la cascada, y en vez de dar la vuelta continuaré un poco mas hasta el pueblo por la carretera. 



12,55 h. - Tormón. 




Un hombre y una mujer sentados en un banco me invitan a volver sobre mis pasos por un senderito junto a una acequia. 




Preciosas huertas. 




Una senda perfecta me conduce hasta esos chopos, tras los cuales está la cascada Calicanto. 




Rebaso la cascada, y remontaré una rambla al oeste, la tomaré unos cien o doscientos metros hacia arriba y saldré por la izquierda, una senda que me deja en una pista superior.  
Desde la pista hay buenas vistas hacia la chopera de la cascada Calicanto. 



Sigo la pista, jalonada de escaramujos (rosal silvestre). 




13,30 h. - Desde un collado se ve perfectamente el puente de roca, al otro lado.  




Del collado subo a la derecha por una pista que conduce al Mirador del Ebrón, desde el que se puede hacer fotografías panorámicas. 




Regreso al collado y entro en el pinar....




... bajando de nuevo al congosto y metiéndome en los Estrechos...




el cauce está poblado de truchas




y de remanso en remanso, bajaré hasta el coche. 




He realizado una travesía de media montaña muy larga y exigente, aunque mi valoración es que se trata de un lugar magnífico al que me encantaría volver. 
Ojalá sea así. 


Enlace al track de GPS:  Clic Aquí 

Distancia total: 19,52 km.   Desnivel acumulado: 668 m.  
Dificultad técnica:  Moderado
Tiempo: 5 horas 4 minutos

© Santialpino Todos los derechos reservados


2 comentarios:

  1. Maravillosa excursión Santi, como en tantas otras ocasiones nos deleitas con fantásticas fotos. Me ha encantado verlo todo tan frondoso y el agua tan cristalina. Si vuelves avísame que te acompaño. Cris

    ResponderEliminar
  2. Expectacular lugar, está la tengo pendiente desde hace bastante, la provincia de Teruel tiene rincones muy chulos como este, saludos

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada