Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

sábado, 3 de marzo de 2012

Tozal de Asba 1.441 m., Sierra de Sevil

Sábado, 3 de Marzo de 2012

Circular desde Santa María de la Nuez, descenso por la Sierra de Sevil y Sarsa de Surta.

Éste sábado ha hecho un dia espléndido, de los que animan a hacer cualquier actividad al aire libre. 
Con la compañía de Irene he regresado al Tozal de Asba, esa pequeña montaña del prepirineo que he pisado ya diversas veces (la última, el 31 de diciembre de 2011) y que por lo visto da muchísimo de sí, por las múltiples y variadas rutas que tiene. 

Acceso: de Monzón nos dirigimos a Barbastro por la N-240, allí tomaremos la A-1232 hacia Alquézar, ántes de éste pueblo nos desviamos hacia Colungo por la A-2205, que seguiremos hasta pasado el collado de Eripol donde desviaremos hacia Paules de Sarsa y Santa María de La Nuez. 72 k. en total que se hacen largos (1 h. 15') por la estrechez de la carretera.

09,30 h. - Nos colgamos la mochila, botas de senderismo y ¡Adelante! que tenemos el Tozal enfrente de las narices. Además los almendros están floreciendo, y los resecos campos de repente  se convierten en jardines de belleza sin igual. 





Los arbustos enrojecen por la combinación de frío nocturno y sol de día.
Al fondo vemos un tupido pinar al que nos dirigimos por caminos rurales.





A la derecha destaca la Peña de Surta, a la que subí yo sólo hace años. 




10,00 h. - Llegamos al bosque, nos adentramos por una senda ancha y limpia, parece que la van repasando a menudo y se hace muy cómoda. 




No dejo de mirar a las copas de los pinos por si..... ¡¡¡¡Síiiii!!!! ahí tenemos una ardilla, que bonita. Nos detenemos sin hacer ruido, y puedo fotografiarla sin más problema que las ramitas que le tapan la cara. Bueno, no está nada mal, llevamos buen día ya que llegando a Santa María nos ha cruzado un zorro precioso delante del coche. 




11,10 h. - Hemos pasado el collado de Paules, tomando la pista de la izquierda por la que llegamos al Prado de Asba, con su balsa. Tiene muy poca agua. 




Irene se sorprende de la cabaña de piedra, ¡Cómo no! a todo el mundo le gusta éste soleado y cálido rincón, en verano un verde prado en el que relajarse. 




Ahora nos vamos directos al pico, entre mucho boj y otros arbustos espinosos que en pocos días se cubrirán de flores rosadas, convirtiendo este mar de espinas en un bellísimo conjunto floral. Sólo una vez lo he podido ver, pero vale la pena. 




11,20 h. - Tozal de Asba, 1.441 m. donde al sol radiante desayunamos y nos hacemos la foto de cima. 




La bruma impide ver el Pirineo que por cierto está casi sin nieve, detrás nuestro está la sierra de Guara algo más visible. 




Este año han construido éste pilarete donde ya había otro viejo, se lo han currado pues han colocado muy bien la piedra. 




De regreso vemos algunas ranas y sapos en la balsa.




Los campos de erizón verdes contrastan con los rojizos arbustos de boj, a veces parecen "encenderse" con el sol. En verano, el boj se volverá verde y el pinchudo manto de erizón se cubirá de flores amarillas. ¡Qué pasada es la Naturaleza!




Bajando al Collado de Paules hay muchos fósiles, como éstos. 





Dejamos atrás el collado de Paules y la senda por la que subimos, nos dirigimos al oeste hacia la Sierra de Sevil por una pista no apta a turismos y de acceso restringido. A medida que avanzamos el paisaje parece volverse más salvaje y aislado....




Con más fósiles en el suelo. 




El Tozal de Asba detrás....




Y la pista delante, en la que después de un buen rato alejándonos de donde iniciamos la ruta, vemos ya el brusco giro que vamos a dar de 180º para descender bajo la cortada de la derecha. 




Irene me sigue sin saber adónde vamos, está observando en todo momento este excepcional paraje. 




La soledad es absoluta, casi hasta parece raro ver que existe esta pista ya que aquí no hay un alma, nunca me he encontrado a nadie y eso que es la tercera vez que paso por aquí. 




13,00 h. - Hacemos el giro de modo que volvemos a acercarnos hacia el punto de donde salimos esta mañana, solo que algo más abajo. Nada más entrar en el Cañón de Balced, nos impresiona el espectacular acantilado que tenemos enfrente. 




A la izquierda vemos el enorme desfiladero y de telón de fondo el  Pico Tozal de Paco Tiesto, de  1.567 m., nada menos que 700 m. de desnivel hasta las profundidades del cañón. 





En nuestra ladera la cosa promete, es bellísima esa pared azulada bajo la que pasaremos, es como una "faja" y atrae muchísimo, así que nos apresuramos a descender por la pista. 








El extraplomo es bestial, desde lejos no parecía tanto pero da la sensación que esta pared ¡¡¡se va a romper en cualquier momento!!! y es que se ve un trozo roto ahí delante, que ¡¡¡ya ya!!!.....




En tiempos se aprovecho a construir un corral "bajo techo". 




Alguna oquedad recuerda el cercano cañón de Mascún. 





Se diría que éste cañón de Balced es un "proyecto" del vecino Mascún, ¿no?




Entretanto vamos saliendo de la faja y vemos la Peña de Surta, sobre la que se divisa ligeramente el macizo del Monte Perdido, y entre ambos la Sierra de Nabaín en forma de pirámide.




Ahora vamos descendiendo poco a poco, algo más adelante la pista se divide y tomaremos la de la derecha "rumbo a casa". 




El enorme pinar de nuestra derecha según bajamos es gemelo del que atravesamos al principio, nosotros subimos por detrás de ésa cresta rocosa. 




14,20 h.  Larga y bastante durilla la pista hasta llegar a Sarsa de Surta. Éste pueblo llegó a estar prácticamente abandonado, pero ahora parece renacer y se están arreglando las casas. No obstante es un lugar muy solitario. 






No conocemos ninguna senda de regreso, lo lógico y recomendable es volver por la carretera (3,5 k. sin NADA de tráfico) pero preferí buscar alguna vereda o camino rural que evite el asfalto. 




Vamos encontrando paso entre campos de labor, pero luego....alguna valla que protege los campos de trufa recién plantados nos corta el paso, debiendo rodearlos. Algún roble aún no ha dejado caer la hoja. 




Como no hay senda regresamos por el cauce del río Vero, que está así de seco. En otra ocasión buscaré algun camino mejor.




15,30 h. - Finalmente salimos a una pista y aparecemos en el Santuario de Santa María de la Nuez, fin de nuestro recorrido. Sin duda una interesante circular que bien ha merecido la pena para pasar el día. 




De regreso que menos que una parada en Lecina a visitar su milenaria encina que posiblemente sea el árbol más grande que haya visto en Aragón. 





Espero que hos haya gustado, es una muy buena ruta senderista apta a cualquier persona acostumbrada a andar. 

Enlace al Track de GPS: 

Distancia recorrida: 19,36 kilómetros 
Altitud min: 761 metros, max: 1.436 metros
Desnivel acum. subiendo: 947 metros, bajando: 947 metros
Grado de dificultad:  Fácil
Tiempo:   5 horas 56 minutos


5 comentarios:

  1. que bonito, que fotos más preciosas y que trabajo mas bien hecho!

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa excursión, que bonito todo, que colores y que grandiosidad de encina, que nos da que pensar en lo pequeños que somos. Bss. Cris

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Que belleza !!!!!!!!!!!

    I M P R E S I O N A N T E

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Que envidia !!!!!!!!!!!! Sana


    Nada tan bello como la NATURALEZA.

    ResponderEliminar
  4. Santi, como de costumbre no dejas de sorprenderme con tus entradas. Una excursión agradable y creo que apta para principiantes como yo. Te hago caso y cada día voy a caminar alrededor de una hora, ya sabes que lo tengo cerca de casa es poco apetecible, pero por lo menos cojo fondo para la próxima visita.
    Un beso
    Herminia

    ResponderEliminar
  5. Estupendo, Herminia haces bien en hacer poco pero constante, es la base para poder ir a más sitios y disfrutar mejor de las andadas. Muchos senderistas de Monzón ó Binéfar salen cada día, y tendrías que ver con el tiempo de lo que soncapaces!!! Este verano voy a subir al Peñagolosa, ya le tengo ganas. Gracias por tus comentarios, ¡ya veo que lo dominas! Un beso, hasta la proxima.

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada