Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

jueves, 12 de septiembre de 2013

Picos Audoubert (3.045 m.) y Gourdon (3.034 m.) desde Estós

Miércoles 11 y Jueves 12 de septiembre de 2013

Ascensión a dos tresmiles de las crestas de Seil de la Baque y del Spijeoles.

Para ascender a estas dos cimas de más de tes mil metros lo normal es trasladarse al valle de Oô, en Francia.
En nuestro caso, decidimos acometer la ascensión desde el valle de Estós, salvando un mayor desnivel pero evitando el largo viaje a tierras francesas.
El año pasado visitamos la vertiente francesa, pero por diferentes motivos se nos quedó pendiente el pico Audoubert, en la cresta de la Seil de la Baque. De paso, si es posible, hoy haremos un segundo pico para aliviar una futura ascensión a la cresta de los picos Spijeoles y los tres Belloc, adentrados en Francia.

ACCESO:  De Monzón a Benasque, una vez hemos cruzado esta población continuaremos la carretera hacia los Llanos del Hospital, encontrando a pocos kilómetros de Benasque un desvio al valle de Estós (izquierda). Tomamos este acceso rodeando un camping, y a pocas decenas de metros el asfalto pasa a hormigón. Prestar atención a unos badenes de hormigón,  y aparcaremos en una gran esplanada a la izquierda; en verano es zona de pago, pero en estas fechas no existe tasa alguna. Hay otro aparcamiento mas pequeño justo encima. 

Desde el aparcamiento, se coge una senda en medio de unos árboles, que enseguida sale a una pista. Es la misma por la que subíamos con el coche, y que se dirige al Valle de Estós (señalizado en la pista). pasamos junto a una presa, el camino se mete en una angostura y a la salida de ésta cruza el río,  justo donde el valle se ensancha y se abre grandioso ante nuestros ojos.
Los verdes bosques nos rodean, los prados del fondo del valle respiran a sosiego, y el río ruge pese a que ya estamos finalizando el verano.  Unos minutos más y alcanzamos la Cabaña de Santa Ana.







Continuaremos la pista por el fondo del valle, sin dejarla llegaríamos al refugio aunque nosotros seguimos una senda que ataja (en teoría). Continuamente encotramos postes de señalización así que no hay pérdida. 





Pasaremos junto a una nueva cabaña...




...comemos unas riquísimas frambuesas....




mientras constatamos que las flores se han agostado por completo. 




En dos horas y cuarto, nos plantamos en el refugio de Estós. Hemos subido nuestra cena ya que es un poco tarde. En todo caso, la amabilidad de los/as guardas es excelente, permitiéndonos cenar nuestras provisiones dentro del comedor. 




Es un gusto subir a un refugio en esta época, pues hay poca gente y tenemos toda la instalación a nuestra disposición. 

Por la mañana, nos levantamos y desayunamos. Un poco más tarde de lo habitual, partimos de nuestra "casita de la montaña" hacia la ruta normal de los "Clarabides", o bien el Puerto de Oô. 
Ha sido una noche bastante fría, hay restos de hielo en la misma entrada así que ojito con los madrugones, que el día es corto pero las primeras horas pueden depararnos alguna sorpresa. 

07,40 h. - La senda sale por detrás del edificio - wc de Estós. 




Seguimos un tubo de agua negro hasta una arqueta donde se hace la captación del agua, luego continuamos hacia una especie de canal, por la que ascenderemos fuertemente. El desnivel enseguida es muy grande así que andamos despacito para no agotarnos. 





El amanecer es espectacular, las nubes muy decorativas nos indican más frío que lluvia. 





Sale el sol y calienta los músculos, lo poco que pudo antes que las nubes volvieran a ocultarlo.  Al pajarito ni siquiera le servía para animarle a huir de nuestro camino. 





Asoma el Posets, siempre tan majestuoso detrás del Bardamina. Pueden distinguirse restos de nieve caida hace dos días. 




La senda se aproxima a la base de los murallones de la Seil de la Baque. 




Ya vemos la Cresta del Gourgs Blancs, señal que estamos muy muy arriba. 




Lago de Gías, precioso. 




Próximos al collado de Oô pero sin llegar a él saldremos de la senda (marcada con numerosos hitos) hacia el enorme canchal de la derecha, dejando atrás el imponente murallón del Jean Arlaud y el collado de Oô. 




La intención era subir la canal que da acceso a la cresta muy cerca del pico, situada entre la propia cresta y una arista que desciende a la derecha según se sube. Sorprendentemente, aún conserva tanta nieve que no nos queda más remedio que rodear dicho nevero. La pregunta es... ¿por donde? 





Los picos Gías (izquierda) y Clarabides (derecha) resplandecen a nuestras espaldas, el cielo está muy nublado de manera que aceleramos el paso antes que la niebla se eche encima. 




Por encima del primer nevero la inclinación es demasiado fuerte para seguir a media ladera. Cada vez que pisamos, caen piedras ladera abajo, una de ellas del tamaño de una silla se descuelga por el nevero a una velocidad de vértigo y estalla en mil pedazos un poco más abajo. ¡Que barbaridad! ¡Qué estruendo!




La mejor opción es remontar a la arista rincipal, más aérea pero segura. Nos asomamos un momento al norte,  vaya susto al ver un precipicio de más de 50 m. completamente vertical, ésto nos pone en guardia pues  la cresta que vamos a tomar en dirección al Audoubert no va a ser ningún regalo. Efectivamente, cada paso nos exige la máxima atención especialmente en un par de puntos de IIº+ ¡¡vamos, que estaremos bien entretenidos!!. 




Inicio de la cresta, fácil...




pronto se complica, aparece delante una marcada brecha y más allá un muro vertical....




Rodeamos una prominencia por la vertiente española, evitando el mareante destrepe a la brecha.





Por suerte la ascensión al muro se resuelve bastante bién, esta vez por la vertiente francesa, al borde del precipicio. 




La vertical a nuestra espalda no tiene desperdicio




Después vino el paso más delicado, y como siempre sin foto ya que no era plan de tontear con la camara en el momento más delicado. Se trata de un destrepe de 1 metro a una placa muy inclinada, hay que agarrarse al canto para pasar tipo bavaresa a una repisita que hay al pié de un gendarme pequeñito, al que literalmente nos abrazaremos para rodearlo. 
Los nervios nos hicieron decir: ¡Este paso es una mierda! 
En realidad, estos pasos son un puro placer. 


Enseguida estaremos el nuestro querido pico, con la Cap de la Baque de fondo. 




Ultimos metros....




Pico Audoubert, 3.045 m. Foto y para abajo, que hace frío. 




Bajando, observaremos por dónde hemos pasado... pues en vez de retroceder a toda cresta, decidimos bajar por el canchal al oeste del pico, con muchísimo cuidado. La cresta que hemos hecho es impresionante, aunque "se deja".





Vemos pequeñito el gran lago de Gías, a mitad de esta ladera rocosa tan incómoda nos desviaremos a la derecha...




Hacemos el flanqueo bajo los neveros en busca del Collado de Oô.  La cresta nos había subido los atributos al nudo de la corbata, jeje. Pero, sinceramente, es más sencilla que atravesar estas laderas. 






Bueno, al fin y al cabo cuando llegamos al Puerto resulta que nos queda algo más de cresta bien divertida. 




Un nuevo destrepe, y llegamos al Puerto (frontera España - Francia). Esquivaremos en el descenso las grandes piedras caidas del Jean Arlaud.




El gourdon, nuestro objetivo, está delante mismo. Pero hay que bajar un buen trecho, con cuidado.






Despues de bajar un centenar de metros, atravesamos un gran nevero y subimos a la izquierda hacia el collado de Gourgs Blancs, atacando la arista - loma hacia el Gourdon. Dejamos las mochilas en el collado. 

 




Al principio facilita




Los lagos de Milieu a la izquierda según se sube...





...hasta la gigantesca placa lisa que precede a la cumbre. Como está seca, su aspereza la convierte en un paso fácil a la vez que muy interesante. 




En medio hay un hito, que nos indica por dónde atravesar la placa más facilmente. 




Pico Gourdon, 3.034 m. 
Paisaje inmenso y colorido azul intenso en el lago que hay a los pies de la Tusse de Montarqué.





En el Val du Milieu aún queda hielo en los lagos. 





Bien. ¡Es hora de bajar! A Irene se le ponen los nervios de punta. 





Tres montañeros de Calahorra se juntaron con nosotros en la cima, y ahora bajan. 




Ya en la arista, los nervios se acaban. 




El Audoubert y la cresta que hicimos en el primer pico...





Despues de bajar al nevero tocará remontar al Collado de Oô, progresando incluso a gatas. 








Adiós, Gourdon y Val d'Oô




Atravesamos el paso para destrepar un poco hacia el valle de Estós. 









La cresta de Seil de la Baque. 
Estamos bastante cansados, así que paramos a comer un poco. 






Las flores del valle, que casi nunca faltan en las fotos del valle de Estós pese a que el verano se acaba. 










Paisaje inmenso, lástima tener que bajar rápido al coche por asuntos de trabajo. 







Las Gorgas Galantes, impresionante salto de agua en mitad del valle. Lo visitaré otro día. 







Después de un monumental pateo de 30 k. en dos días, llegamos al coche. Sin tiempo para celebraciones, nos despedimos de nuestras montañas de Benasque contentísimos de haber logrado ascender a estas dos montañas que el año pasado se quedaron pendientes. 





¡¡ HASTA LA PRÓXIMA, Y QUE SEA IGUAL DE GRANDE!!

Enlace al Track de GPS: Pendiente de realizarlo a mano.

Datos de la excursión: Pendientes. 



5 comentarios:

  1. grandes recuerdos nos trae tu bonita actividad,como no con grandisimas fotos
    ohhh..que belle montagne...

    ResponderEliminar
  2. Que rutas mas bonitas, pero veo que son para gente muy pero que muy experta.
    Las fotos preciosas,el paisaje seco de las altitudes los lagos ,las flores,etca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, yo no soy ningún experto: simplemente hay que tener decisión, por supuesto entrenamiento físico y buena compañía para hacer rutas como ésta en las que no se necesita saber escalar. Hace solo cinco años no hubiera ni imaginado poder subir por estas crestas, de todas maneras estos picos son realmente bonitos y fáciles con un mínimo de experiencia. También por supuesto existen muchos lugares de similar dificultad pero a mucha menor altitud, para ver hasta donde puede uno/a llegar. Muchos ánimos y si te decides, ya sabes: pide compañía!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Bonita excursión, peleona en algún momento, pero se nota que la disfrutasteis, animo y a seguir!!!!!!!! Fotos espectaculares!!!!

    ResponderEliminar
  4. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan las plantas nativas de nuestra propia comarca.

    Salud,
    Jose Luis Saez Saez

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada