Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Picos de Russell: Brecha Russell 3192 m., Russell 3207 m., Russell SE. 3.205 m., Russell Oriental 3.034 m., Aguja Superior Russell 3.146 m., Aguja SW Russell 3.029 m. desde Ballibierna

Ascensión de seis tres miles en el valle de Benasque:

"Buscando a Russell desesperadamente"

Ruta de alta montaña, exigente física y técnicamente. Los picos de Russel están en la parte más meridional de la cordillera de Las Maladetas, es decir al sur del pico Aneto, y la ascensión del pico principal, aunque relativamente sencilla, se desenvuelve en un terreno peligroso y duro, por la gran cantidad de rocas graníticas caidas de las laderas de éste macizo (y otras sin caer).
Lo más notable de esta ascensión fue, sin duda, la dificultad para identificar y ascender a todas las cumbres, que supuso hacer malabarismos en busca de cada una. Es decir, un fantástico ejercicio de orientación, equilibrio y mentalización, contando con la inestimable ayuda de un GPS para lograr  nuestro objetivo.

En este enlace encontraréis una preciosa historia del Conde Russell, merece la pena lleerla.
Henry Russell, el enamorado de los Pirineos


Destacaré sólo las preciosas lineas dedicadas a nuestra cordillera:  

"He visto bastantes montañas: el Himalaya, los Andes, los picos fúnebres de Nueva Zelanda, los Alpes y el Altai; todas, más nevadas que ahora. Durante toda mi vida he amado, yo diría que he adorado a las montañas, ascendiéndolas con pasión. Puedo comparar entre sí a muchas de ellas; pero, por ciego que sea el amor, creo tener razón al admirar más que nunca a los Pirineos, a su cielo tan azul y limpio, a sus hielos resplandecientes, a sus aspectos vaporosos, a las llanuras ardientes y aterciopeladas adormecidas en su base bajo el sol más hermoso, y a esas aguas maravillosas que escapan de las nieves con furor, para calmarse enseguida sobre céspedes horizontales y serpentear en silencio entre tapices de flores tan raras y encantadoras que apenas nadie osa caminar sobre ellas. En la naturaleza pirenaica existe una poesía extrema, una armonía de formas, colores y contrastes que no he visto en ninguna otra parte".
Gracias, Conde Russell. 

ACCESO: Desde la población de Benasque, seguimos la carretera a los Llanos del Hospital,  pasado el embalse de Paso Nuevo  desviaremos hacia el Plan de Senarta (derecha) y de allí tomaremos la pista hacia Ballibierna, acceso cerrado desde finales de Junio hasta el 15 de septiembre. Varios kilómetros de difícil camino nos llevarán al refugio de Ballibierna, no guardado. 
Componentes del equipo: Loren, Mª Jesús, Jesús y Santi. 


07,25 h. - Desde este bonito lugar en que hemos aparcado, deberemos seguir por el señalizado GR-11 hacia la Pleta de Llosás, es como un llano surcado por el río que impacta mucho al visitante, es como un remanso de paz en medio de un mundo de agrestes montañas. Las senda hasta aquí es clara y cómoda.  




A continuación de los prados de Llosas, el trazado gana en desnivel y nos obliga a aminorar la marcha. De todas maneras, la musculatura ya está a buena temperatura y eso nos ayudará. 

8,40 h. - Ibón de Losás, grande, oscuro e impresionante bajo la muralla de granito. 




Siguiendo en todo momento el GR-11, cruzamos el desagüe del ibón y por la orilla derecha entraremos en una angostura, accediendo por ella al ibón chico. Nada más rebasarlo por la orilla izquierda, abandonaremos el GR-11 y tomaremos rumbo al este, giro de 90º montaña arriba. El desnivel es muy fuerte, existe senda bien amojonada que remonta la ladera en dirección al pico Tempestades a veces por roca lisa y pronto por pedregales de bloques de granito. 




A mitad de ladera observaremos ya la silueta del Russell a al derecha y sus características "diagonales". Nos vamos desviando de la senda hacia la derecha en busca de la diagonal superior. 




La travesia por los bloques es dura y cansina, pero es lo que hay. 




10,20 h. - Entramos en la cornisa ó diagonal, superando el primer paso de trepada con facilidad. El casco es imprescindible, también una buena dosis de confianza y de atención a cualquier roca que se mueva y pueda desprenderse. 




Jesús es realmente atrevido y a menos de mitad de diagonal, comenta que hay acceso al "pico de la brecha" por otra "diagonal" opuesta, a la izquierda, que enseguida vemos. Es un paso fácil (IIº) en alpinismo, y nos ahorrará unos cientos de metros de cresta. 




10,55 h. - Pico Brecha de Russell, 3.192 m.
Ha sido un acierto total, ¡Gracias Jesús! por tu buena información. 




No es un día nítido, pero se ve perfectamente el Perdiguero. 




Comenzamos la cresta hacia el Russell, más al Sur. A nuestras espaldas, el Aneto grandioso y a su derecha el Margalida y cresta de Salenques. 




11,30 h. - Pico Russell, el principal. 3.207 m.




En adelante veremos una cresta fea, muy fea... ¡¡parece imposible pasar por allí!!




Y es que se puede bordear bajando unas decenas de metros por la cara oeste. ¡Menos mal!




Observamos el Pico Mulleres y el valle de Salenques.




11,58 - Pico Russell SE., 3.205 m. cima secundaria sin mas novedad. 




A continuación bajaremos al sureste, esa pequeña prominencia es el cuarto tresmil del día, muy muy abajo. Dejaremos las mochilas en el llamado "cruce de crestas", cerca de la aguja Sur. 




Bajando este gigantesco pedregal de granito...






...Sudando la gota gorda...




12,30 h. - Punta Russell Oriental, 3.034 m. 
Hacemos cima y a regresar al alto de la cresta, de nuevo subir el increible pedregal. 





Desde el enlace de crestas (que no es tal) debemos descender a la aguja sur. Un delicadísimo destrepe lleno de exposición y de insegura roca. Jesús baja primero y trepa fácilmente a la aguja. 




Detrás voy yo, y al final Loren y Mª Jesús destrepan por la cuerda que dejó Jesús, es un paso hacia la brecha de mucha exposición y riesgo. 




De la brecha a la aguja, sencillísimo y por buena roca. 





13,40 h. - Aguja Superior de Russell, 3.146 m. 
Mucha alegría en esta cima, pues ya hemos hecho la parte superior de la montaña. Aún deberemos bajar de nuevo a la brecha...








Y remontar peligrosamente al filo de la cresta superior. 




¡Por fin! la tensión baja y podemos disfrutar del paisaje. 




Retornamos al flanqueo de la cresta en busca del camino de subida...




Vuelve a emerger el Aneto al fondo. 





Superamos algún paso que parece el desfiladero de una película del Oeste....




Aviso a Loren que ésta roca está apoyada en una ridícula punta, a punto de caer. 




Ultimas vistas al Aneto, Tempestades y Margalida. 




La diagonal, aunque muy inclinada, es fácil si bien tiene pasos de IIº. 




Una vez hemos llegado abajo y salimos de la muralla del Russell, observaremos a la izquierda una cresta en la que destaca una aguja. Vamos a por ella rodeando la pared de roca por abajo, y subiremos por una canal que está justo detrás, opuesta a la que vemos ahora. 




Por aquí rodeamos....




Y llegamos a la canal sur, mucho más accesible. Unas breves trepadas nos situarán en esa brecha. 




Y de la brecha a trepar a la aguja. Hay una cuerda relativamente nueva con nudos que nos servirá de ayuda, no obstante la trepada es de IIIº, es decir que muchísima atención. . 






15,55 h. - Aguja SW del Russell, bonita, excitante, aérea. 






Descendemos por la misma cuerda, haciendo un rápel de unos 20 m. 




Luego a destrepar por la canal y ya abandonamos el Russell, completamente satisfechos. 







Entre el laberinto de rocas buscamos el ibon Chico, caen algunas gotas de lluvia.




Bordeamos de nuevo el magnifico ibón de Llosás. 




Preciosa la Pleta de Llosás. 







18,40 h. - Refugio de Ballibierna, fin de la ruta. 
Hemos pasado un día excepcional, duro como pocos pero exitoso al fin y al cabo. 




Bajamos a Benasque y allí celebramos como se merece esta monumental jornada de tresmiles. 

Un esfuerzo bestial, recorriendo las solitarias montañas y luchando pico a pico por conquistar cada roca con ilusión y admiración a nuestro Pirineo. 
Ascender a estas montañas representará una aventura digna de ser tan recordada como al Conde Russell, a quien, finalmente, hemos encontrado. 



Enlace al Track de GPS:  Clic Aquí

Distancia:  20,17 km.   Desnivel acumulado: 1.730 m. 
Dificultad técnica:  Difícil
Tiempo: 11 horas 12 minutos

© Santialpino Todos los derechos reservados



1 comentario:

  1. bonito resumen santi de la travesía..., gracias por tus comentarios, cada uno pone su granito de arena, tu pones muchos, se agradece ,jeje...por cierto veo que has practicado mucho la técnica del autorretrato!!!

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada