Fortaleza medieval de Muro de Roda, valle de La Fueva


"Las montañas más altas temen a los que andan despacio"

"Mas vale perder el tiempo con los amigos... que perder amigos con el tiempo...Por este dulce motivo, pierdo el tiempo contigo... porque NO quiero perderte con el tiempo, amigo"

Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por ese orden (Roger Baxter-Jones).

sábado, 14 de diciembre de 2013

Barranco Portiacha y Camino de las Escaleretas de Lecina


Mira por donde, que siendo otoño avanzado y no apeteciendo "ni pensar" en barrancos, que va y sale la ocasión de hacer uno seco y precisamente de los que  "yo quería hacer".
Los barranquistas del Club Montisonense me proponen ir al Portiacha, uno de los mas impresionantes aunque también cortos de la zona de Guara.

No podía negarme, tengo fiesta y ningún plan, estas ocasiones no se pueden desperdiciar así que ¡Vámonos hacia el Vero!

La información más completa la encontraremos en la siguiente página: 
Barranco Portiacha

El esquema del barranco, de esta misma página, es el siguiente:


Acceso: Desde Monzón tomamos la N-240 dirección Barbastro. Desviamos en dirección a Alquézar, antes de llegar desviamos hacia Colungo, lo pasamos dirección Asque para llegar al puerto de San Caprasio y descenderlo hasta encontrar cerca del pto. Km. 18, en una curva de derechas, una explanada a la izquierda indicada como Portiacha. El barranco empieza a pocos metros de la explanada, descendiendo hacia la izquierda según entramos al aparcamiento está a la derecha. El sendero nos deja en pocos metros en la misma reunión para el primer rápel. 


Dejamos los coches y nos colocamos todo el equipo puesto que apenas tenemos que andar 100 metros para llegar al punto de salida.
No es necesario utilizar neopreno, una novedad para el barranquismo aunque sí es bueno llevar calzado antideslizante si hubiese llovido.





Foto del grupo antes de salir.




Primera reunión. Es importante anclarse enseguida ya que el primer rápel es un agujero brutal. 
De uno en uno bajamos el primer "volado" de nada menos que 26 metros. 




Ahí estoy bajando, la salida para mí no fue nada difícil (contando con cierta experiencia) ya que puedes apoyar los pies unos metros y cuando "vuelas" la cuerda ya no produce balanceo.
Algo que se agradece, para no correr peligro de darse de bruces contra la pared.




Atención al bajar, es muy importante llevar guantes. Yo me los quité por creer que bajaría mas seguro, pero es que la cuerda "quema" (y el "8" ni te digo), así que mucho mejor llevar al menos en la mano derecha. 





Enseguida, un segundo rápel de 8 metros. 
Facilito, claro después de lo que acabamos de bajar....





Unos cuantos resaltes que descendemos sin problemas





Hasta que nos situamos en la tercera reunión, está en un punto bastante expuesto, de nuevo asegurarse es lo mas importante.




El agujeraco es bien, bien majo....  bufffff!!!




A volaaaaaarrrr!!! 
Silvia baja primera para hacernos fotos, bueno pues las suyas no están nada mal!!!





Ahí va Mario, que chulada!!




Y servidor penduleando, ¡que wapoooooooooo!




Bonita foto de Silvia y Juan Carlos




Cristóbal no quiere ser menos






El último rápel de 6 metros es un poco extraplomado.







Este es Pepe, ¡que se ha dado la vuelta cabeza abajo!
Lo que hace la experiencia, yo no me atrevería. 





¡Conseguido! Ya está hecho el Portiacha, rápido y divertido. 






De los ocho del grupo, tres regresan al aparcamiento y cinco nos disponemos a hacer una nueva ruta. 
Cruzamos el río Vero, cauce abajo, con la buena suerte que el caudal es muy bajo y no nos mojamos nada. 





Nuestro objetivo es descubrir, de la mano de Juan Carlos y Silvia, el Camino de las Escaleretas de Lecina. Se trata de una senda (por llamarlo de alguna manera) que utilizaban los vecinos de esa localidad para acceder más rápidamente a las huertas que tenían junto al río. Algo inaudito, puesto que como veréis es un paso muy abrupto e incluso algo peligroso. 





Pasamos pegados a la pared




Nos pillan de paso estas cuevas donde hay pinturas rupestres, no recuerdo el nombre creo que se llaman "Gallinero", bueno que pasamos un buen rato viéndolas. Sólo hay que seguir "por la pared" y "por los arbustos" y trecho pequeño.










Volvemos atrás unos 100 metros y comenzamos a "escalar" la montaña. El primer paso es un poco acrobático, ¡ya me imagino yo a los de Lecina con un capazo de coles pasando por aquí!!!





Silvia, ¿donde has dejao las lechugas? Ah, supongo que habrás subido zanahorias, ¿no?  ¡¡Y unas borrajas, oyeeee!!




Este lugar está lleno de agujeros bien bonitos, cuando llegamos a éste (por el que hay que pasar) nos desviamos un momento hacia la derecha...




Para entrar (otra vez "escalando") a esta enorme cueva ¡Que bonita!





Un buitre se recrea tomando el sol sobre una roca




Ahora sí, ¡¡atravesamos el agujero!!




Estos malabarismos no son obligatorios




Javier ha venido desde Tarragona para pasar esta bonita mañana con nosotros.




Ahora sí, cargamos las coles y a pasar por la repisa, mas seguros que los de Lecina que no tenían la sirga. 






Una fajeta más.... y salimos a la parte alta, donde ya no hay más peligros. 




¡Qué bien lo hemos pasado! Regresamos al Vero mucho más arriba, por el puente del Molino de Lecina. 




Vamos a parar al aparcamiento desde el cual se hacen los barrancos del Vero y del Básender, donde Pepe nos espera con el coche, pues hemos hecho combinación de los mismos para facilitar el retorno. De todas maneras, justo pasar el puente existe una senda que nos llevaría en un par de kilómetros al aparcamiento del Portiacha. 

Bueno, pues espero que os haya gustado tanto esta excursión como a mí. 
Al fin y al cabo he sido un invitado a esta "fiesta" de la que no puedo decir mas que "Gracias, amigos" ¡¡Sois encantadores!! 
Ah, como no, al acabar hemos ido a Colungo a comer, que esto no se podía dejar así. 

Enlace al track de GPS: Clic Aquí

Distancia recorrida: 4,02 k.  Dificultad: Difícil. 
Desnivel acumulado: Bajando 313 m. Subiendo 263 m.
Tiempo total: 3 horas 13 minutos. 

© Santialpino Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

  1. Hola Santi, el barranco a pesar de ser corto, solo por ese rapel de 26 m, ya merece la pena. En cuanto al camino de las escaleretas, lo tengo pendiente, es próximo verano cuando el Vero lleve poco caudal quiero intentar unir Alquezar con Lecina por el paso de Len, y subir por el Camino de las Escaleretas. Haber si es posible, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo, gracias por tu comentario. Para mi es una novedad lo del camino de las escaleretas, tengo muchísimo por explorar en esa zona ya que ni siquiera he bajado el barranco del Vero. Me encantará ir descubriendo poco a poco cada rincón así como todas las pinturas rupestres. Un saludo.

      Eliminar
  2. Poco a poco amigo Santi , ya irás descubriéndolo todo...si además, tú te lo conoces casi todo!!! Cierto es que precisamente este día recorrimos varios de los rincones más preciosos de la maravillosa Guara.
    Las zanahorias y las borrajas las subí el día anterior al bar de Coungo para que hicieran las pochas que os zampasteis con tanta ansía. Lo mío me costó por esos andurriales...
    Fué un placer tenerte en el grupo, algo poco usual, que a ver si se repite más.

    ResponderEliminar

Haz un comentario a esta entrada